Presidente de la Feria Internacional del Libro de Frankfurt visitará Perú

Lima.- Cerca de seis mil personas visitaron el stand peruano en la última edición de la Feria Internacional del Libro de Frankfurt. Además de periodistas, editores y empresarios, el presidente de la feria, Jurgen Boos, quedó fascinado por la historia, la arqueología y la gastronomía peruana y en los próximos meses visitará el país. Así lo afirmó, en una reunión con representantes de PromPerú, en la que se le obsequió un libro sobre Machu Picchu.

En los tres primeros días de feria, en donde solo se permite el ingreso a especialistas y empresarios, el stand peruano de 48 metros cuadrados recibió a 2 mil personas, de las cuales cerca de 250 fueron representantes de editoriales internacionales.Durante los cinco días, el stand fue uno de los más fotografiados del pabellón internacional en el cual se destacó el banner de la Marca Perú.

El gran atractivo para las editoriales alemanas y francesas fueron las series de cómics y mangas sobre la historia de los Hermanos Ayar de Tawa Producciones y los comics de Supermanco. Germán Coronado, presidente de la Cámara Peruana del Libro, se entrevistó con más de 70 editores, agentes, traductores y distribuidores de España, Italia, Francia, Alemania y EE. UU.

En total, se presentaron más de 172 publicaciones: académicas, ficción, no-ficción y textos para niños. Participaron prestigiosas universidades como la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), la Universidad de San Martin de Porres (USMP), entre otras. También representaron a Perú importantes editoriales como Peisa, Palestra, Editorial Bermudas y Ediciones Zeta.

Jurgen Boos, presidente de la feria, elogió la riqueza histórica, cultural y natural del Perú, así como su exitosa participación. Destacó la presentación del libro Isabel de los Mares, Primera Embajadora de América del embajador Ernesto Pinto-Bazurco Rittler. Esta novela relata la travesía de Isabel Barreto, la peruana que en 1592 descubrió las islas Marquesas en una aventura que tenía como destino China.