Perú se une a la Caminata Internacional del Alzheimer

Lima.- Según recientes estudios sobre Alzheimer, en Perú 7 de cada 10 mayores de 65 años padecen demencia. Y de ellos, 56.3% ésta enfermedad neurodegenerativa, quienes pierden sus capacidades cognitivas, recuerdos, al nivel de llegar a la postración. Para sensibilizar a la población sobre el mal, se realiza cada año la Caminata Internacional del Alzheimer, en diversos países. Perú confirmó su presencia y alista marchas el domingo 20 de septiembre, no solo en Lima sino también en Cusco, Trujillo, Chiclayo y Arequipa, confirmó el doctor Nilton Custodio. En Lima, partirán a las 9.00 am desde la esquina de la Av. Salaverry y 28 de Julio, en Jesús María.

Esta jornada se realiza en coordinación con el Instituto de Alzheimer de la Fundación Ineco y el Rotary Club Nueva Idea. El Día Mundial del Alzheimer es 21 de septiembre, pero las actividades son variadas. Las marchas, unión a la jornada mundial, serán el domingo 20, pero el jueves 24 será la charla informativa del Instituto Peruano de Neurociencias, en Farmaindustrias (César Vallejo 565, Lince), ingreso gratis, 7.30 pm. Se realizarán las ponencias “El cuidador de Alzheimer en Perú (Dr. Nilton Custodio), “El libro de vida” (Dra. Rosa Montesinos) y “Encontrando la felicidad a pesar del Alzheimer” (Dra. Patricia Velit).

Las investigaciones del Instituto Peruano de Neurociencias arrojan además que en Perú tendríamos aproximadamente 118,230 casos de Alzheimer. A la fecha no existen estrategias de tratamiento para curar la enfermedad; mientras que los disponibles son costosos y sólo retrasan en pocos años la enfermedad. En un estudio reciente se ha demostrado que más de la mitad de pacientes con Alzheimer y demencia vascular tienen costos de US$1400, el primer trimestre tras del diagnóstico. Y si calculamos el costo mensual promedio de un paciente con demencia durante el periodo de estudio, es aproximadamente US$ 6844 por año.

El Estado no cubre estos tratamientos. Las familias son los cuidadores informales, asumen la mayor parte de tareas del cuidar al paciente, las 24 horas. El cuidador principal suele ser una mujer (80%), generalmente cónyuge (60%) o hija (30%) del enfermo. En tanto no existan tratamientos efectivos, un diagnóstico oportuno; pero sobre todo estilos de vida saludable desde la edad adulta, pueden prevenir tan devastadora enfermedad. Es una de las motivaciones para campañas que sensibilizan a las autoridades pero también a quienes tienen un familiar con este mal.