Perú dejó de percibir alrededor de s/ 2.300 millones por evasión tributaria en rentas de trabajo

Lima.- El Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (IEDEP) de la Cámara de Comercio de Lima estimó que la evasión tributaria de las personas naturales (dependientes e independientes) que percibieron rentas de trabajo en el 2018 alcanzaría los S/ 2.381 millones, es decir que el Estado peruano dejó de percibir importantes recursos, necesarios para garantizar el financiamiento y desarrollo del país.

Cabe señalar que la evasión tributaria en rentas de trabajo es entendida como el uso de medios ilegales (como no declarar todos los ingresos) para reducir el pago de impuestos que le correspondería pagar a un contribuyente que percibe ingresos de cuarta categoría (trabajadores independientes) y quinta categoría (trabajadores dependientes).

“Esta estimación resulta de la diferencia de la recaudación tributaria potencial y la recaudación efectiva registradas en el 2018, de S/ 12.503 millones y S/ 10.122 millones respectivamente, con lo cual se estima que la evasión tributaria para las rentas de trabajo habría alcanzado una tasa del 19%, monto estimado en S/ 2.381 millones”, manifestó César Peñaranda, director ejecutivo del IEDEP de la CCL.

Cabe señalar que la estimación de la recaudación tributaria potencial 2018 se realizó con base en la Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO) del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), mientras la recaudación tributaria efectiva proviene de la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat).

En ese sentido, César Peñaranda señaló que el valor de la evasión tributaria asociadas a rentas de trabajo acentúa el bajo dinamismo de la recaudación. Este comportamiento se refleja en el periodo enero y agosto del presente año donde la recaudación de impuestos apenas avanzó 2,7%. “Ello se debería también a la evidente desaceleración de la economía en los dos primeros trimestres (2,4% y 1,2%), contrarrestando así las medidas tributarias dadas por el Ejecutivo el año anterior”, precisó.

En ese contexto, el economista sostuvo que es necesario realizar esfuerzos para reducir este incumplimiento tributario incentivado por la informalidad, tema que lleva a una necesaria reforma tributaria integral y, en especial, a elevar la base tributaria con más número de contribuyentes a fin de alcanzar una mayor recaudación de manera sostenida.

EN LAS REGIONES

El IEDEP también indicó que en 12 regiones del país la evasión de impuestos por rentas de trabajo estaría por encima del 80% figurando en esta lista Áncash, Moquegua, San Martín, Amazonas, Huánuco, Tumbes, Madre de Dios, Pasco, Loreto, Tacna, Lambayeque y Junín. Asimismo, en ocho regiones la evasión oscilaría entre 60% y 80% donde estarían Ayacucho, Cajamarca, Ucayali, La Libertad, Apurímac, Piura, Puno y Cusco. Por su parte, en Ica la tasa ascendería entre 40% y 60%, mientras que en Arequipa y Huancavelica sería entre 20% y 40%. En el caso Lima, la evasión sería menor al 20%.

Hay que considerar que para elevar la base tributaria es importante conocer al detalle el número y los perfiles de los trabajadores ocupados cuyos ingresos estén afectos al pago de impuestos. Por consiguiente, la Sunat tiene esta ardua tarea considerando que hay 13,6 millones de trabajadores que se desempeñan de manera dependiente y/o independiente, donde 6,4 millones laboran solo como dependientes, de los cuales el 52% son contratados de manera informal. En tanto el 5,9 millones restante labora solo como independientes y donde el 80% opera en la informalidad. Finalmente son 1,3 millones que laboran como dependientes e independientes siendo la informalidad del 70%.

“Reiteramos que es necesaria una reforma tributaria, de la mano con la reforma laboral e incremento de la productividad laboral, a la par con dotar de adecuados servicios públicos para que el contribuyente vea como se invierten los ingresos fiscales”, anotó Peñaranda.