Organizan Mesa redonda Política y corrupción

Lima.- El caso Lava Jato continua remeciendo la confianza ciudadana en la democracia peruana. Tenemos un expresidente con orden de captura internacional, otro con prisión preventiva y el actual presidente con serias sombras de enriquecimiento por corrupción a través de sus empresas unipersonales cuando fue presidente del Consejo de Ministros ¿Qué ha pasado en Perú para que estos niveles de corrupción existan? ¿La corrupción es inherente a la política? Estas son algunas de las interrogantes que intentarán responder los panelistas de la Mesa redonda Política y corrupción, organizada por la Escuela de Posgrado de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya.

Joseph Dager, analista político y director de la Escuela de Posgrado, brindará una perspectiva histórica de la corrupción en el Perú. Identifica tres momentos álgidos: la independencia y los gobiernos de Velasco Alvarado y Alberto Fujimori. Estos periodos se caracterizaron porque no hubo institucionalidad democrática, tampoco distinción entre lo público y lo privado. Por ello, fortalecer la gobernabilidad, garantizar la autonomía institucional y respetar la división de poderes, no solo aseguran la plena vigencia del Estado derecho, sino ponen frenos a la corrupción que en el Perú alcanza los S/.12.600 millones al año.

El ex defensor del pueblo, Eduardo Vega y director del Instituto de Ética y Desarrollo (IED), compartirá un balance del cumplimiento de las recomendaciones de la Comisión Presidencial de Integridad que él presidió. El requisito más importante para la lucha contra la corrupción es el liderazgo al más alto nivel, lo cual, a su juicio, no existe, así como tampoco una respuesta integral y coordinada desde el Estado. Recuerda que el círculo de la corrupción de Odebrecht usó financiamiento de campañas políticas, adendas, arbitrajes, cuentas off shore y pago de coimas. Por ello, la única forma de enfrentar esta red sistemática y compleja es la máxima transparencia en el Estado.

El impacto nefasto de la corrupción en los derechos fundamentales (educación, salud, agua y saneamiento, vías de comunicación, entre otros) será otro de los aspectos que se desarrollará en la mesa redonda, a cargo de José Koechlin, investigador del IED y coordinador del Diplomado en Derechos Humanos. Con el dinero de la corrupción se pudo construir 72 hospitales, 360 modernos colegios, crear 200 000 puestos de trabajo y contratar 72 000 médicos.

El encuentro será el miércoles 7 de febrero a las 7:00 de la noche en el auditorio de la Ruiz, ubicado en Avenida Paso de los Andes, n° 970, Pueblo Libre. El ingreso es libre. Se invita a la ciudadanía a participar activamente en la reflexión y a permanecer alerta para que la corrupción no termine de enquistarse en el sistema político peruano.

A %d blogueros les gusta esto: