Música y colores abundan en la fiesta de Iemanjá

Brasil.-  La fiesta de Iemanjá es una celebración religiosa cultural que se conmemora en casi todas las playas del litoral brasileño y se ha vuelto una de las principales festividades nacionales, que atrae a millones de turistas del mundo cada año.

Las celebraciones a esta diosa africana de los mares se realizan en diferentes fechas y ciudades a lo largo del año. En Fortaleza, cada 15 de agosto, las calles y playas se llenan de música y colores en su  honor, dándole las gracias por las bendiciones recibidas. En este día también tiene lugar la celebración de Nuestra Señora de la Asunción, la patrona de la ciudad.

Más allá de la samba y el fútbol en Brasil, el mestizaje dio lugar a creencias religiosas de origen indígena, africano y europeo, que hoy marcan grandes festividades  que son parte del atractivo turístico del país.

Todo comenzó en 1924, cuando 29 pescadores de Salvador de Bahía estaban angustiados por la mala pesca. Después de ofrecer regalos a Iemanjá, tuvieron una respuesta tan positiva que decidieron celebrar la fiesta todos los años. Así, Iemanjá se convirtió en la protectora de los náufragos, los pescadores y todo lo relacionado con el mar.

Gran fiesta colorida frente al mar

La ceremonia comienza al amanecer, cuando los devotos y turistas ofrecen bandejas con sandías, maíz y caracoles. La playa se convierte en un verdadero centro de alegría, con varias velas encendidas de color blanco y azul.

Durante el día y la noche siguiente, se llevan a cabo danzas religiosas al son de tambores; mientras que pequeñas embarcaciones, iluminadas con velas y llenas de perfumes, joyas, espejos y flores, son entregadas al mar.

Para agradecer a la diosa por los favores concedidos y pedir otros para el nuevo año, se tiran por la borda de las embarcaciones cartas con todas las peticiones; según la leyenda, las que no son atendidas por la divinidad son devueltas por el mar.

La celebración continúa con los grandes escenarios que se montan en las playas con presentaciones musicales; los hoteles y restaurantes ofrecen menús especiales y se hace una fiesta abierta a toda la comunidad.

Fortaleza

Ubicada en el nordeste de Brasil, esta ciudad ofrece innumerables atracciones a los turistas. Por ejemplo, a 20 minutos de la ciudad está la playa Porto de las Dunas, donde se ubica el mayor parque acuático de Sudamérica, Acqua Park. Además, Embratur también recomienda visitar otros destinos en Fortaleza, como la playa do Futuro, con arena clara y olas fuertes, donde se sirven las más exquisitas especialidades de la cocina local, sobre todo pescados, langostas y crustáceos.

A %d blogueros les gusta esto: