Modelo de parto vertical impulsado por el Minsa en sierra sur del Perú es destacado por diario El País de España

Por lograr una década sin registro de muertes materno infantiles en el distrito de Churcampa, región Huancavelica, el proyecto de “Salud Materno Perinatal con Adecuación Intercultural”, en el que participa el Ministerio de Salud (Minsa) junto a otras organizaciones sanitarias en esa localidad, resultó destacado por el diario El País de España en un amplio informe que ha dado la vuelta al mundo.

Explican que en esa zona andina del país, las mujeres recuperan el protagonismo de sus propios partos. Narran cómo las embarazadas, gracias a ese proyecto, pueden acudir a dar a luz al centro de salud acompañadas de sus matronas, madres y esposos.

Parto vertical

Además, pueden alumbrar en la posición de parto vertical, sin despojarse de sus ropas, con las infusiones que toman tradicionalmente y con la decoración que tienen en sus casas, como pellejo de carnero, una silla de madera y soga para agarrarse y hacer fuerza.

Y lo más importante: el personal de salud le habla en su idioma quechua, por lo que la parturienta entiende las indicaciones y tiene la confianza de estar con sus familiares. Todo ello, hizo posible que mujeres de la zona no tengan miedo de acudir al centro de Salud a dar a luz.

“Las mujeres en Churcampa no titubean a la hora de parir en el centro de salud. En este poblado de la zona andina del Perú se han acortado todas las distancias entre la medicina y las costumbres. Ahora, las mujeres descartan parir en casa, y asumen con eficacia el protagonismo en sus partos”, narra el diario de mayor circulación en idioma castellano.

Esos cambios se implementaron luego que la doctora Rosa Paredes, y un grupo de especialistas de la salud, realizaron un estudio social para saber porqué las mujeres se negaban a asistir a los centros de salud. La única respuesta fue que las embarazadas sentían miedo porque no respetaban sus costumbres.

“Las mujeres andinas se sentían violentadas en los centros de salud. Ellas no eran protagonistas de su propio parto, eran obligadas a desprenderse de sus ropas para ponerse la bata médica, separadas de su familia, a usar la silla ginecológica y una nula participación de la matrona, quien en esta zona es una referencia única en los partos”, relató.

Al implementarse el proyecto de Salud Materno Perinatal con Adecuación Intercultural, se logró aumentar el parto institucional, evitar las muertes maternas y disminuir significativamente las defunciones neonatales y el embarazo adolescente.

 

Primer lugar en la OMS

Por ello, en el 2012, ese proyecto, en representación del Perú, logró obtener el primer lugar en el Concurso Regional de Buenas Practicas de la Iniciativa Maternidad Segura de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS). Así lo informó esa entidad, al precisar que el proyecto se impuso entre 121 otras experiencias de 22 países de las Américas.

El mencionado proyecto fue trabajado en conjunto por el Minsa con Medicus Mundi Navarra, Calandria, Kallpa, Salud Sin Límites Perú y la Red de Salud de Churcampa, entre los años 2005 y 2008, en toda la provincia de Churcampa, por lo que esas instituciones también resultaron ganadoras.