MINSA demuestra alta capacidad de respuesta en celebraciones de Navidad y Año Nuevo

Lima.- Una intoxicación por consumo de alimentos, un accidente de tránsito o una caída en el interior de la vivienda pueden ser algunas de las urgencias o emergencias que ponen a prueba a diario el alto nivel de respuesta del Sistema de Atención Móvil de Urgencia (SAMU).

Estas emergencias se incrementan durante las celebraciones de Navidad y Año Nuevo lo que motiva la declaratoria de “alerta amarilla” con la finalidad de prevenir y atender oportunamente las emergencias médicas que se suscitan en esta época del año

“El SAMU tiene una capacidad de respuesta importante pero el objetivo es atender las urgencias en los lugares donde esta ocurre como en el domicilio, el trabajo o en la calle y salvo en los casos que así lo requieran realizar el traslado al hospital, con ello podemos descongestionar los servicios de emergencia de los hospitales” refirió el doctor Oscar Ugarte, Jefe del Instituto de Gestión de Servicios de Salud del Minsa.

“La línea para casos de emergencia es el 106, y la atención en emergencia se brinda a la población en general independientemente si es que la persona tiene o no un seguro de salud” afirmó Ugarte

El SAMU, pondrá a disposición de los limeños dieciséis (16) ambulancias urbanas equipadas para atender diversas emergencias y dos (02) ambulancias equipadas para la atención de enfermedades infecciosas o la eventual presencia de ébola.

Las ambulancias se encuentran ubicadas en puntos estratégicos de la ciudad como San Juan de Lurigancho, Puente Piedra, Vitarte y Cercado de Lima

Más de setenta (70) médicos y enfermeras del SAMU así como brigadistas de salud están a disposición de las emergencias y urgencias médicas que se reporten durante estas celebraciones

De ellos, veinte (20) profesionales de la salud se encuentran debidamente capacitados y equipados para la atención de enfermedades infecciosas, como el ébola, la chikungunya, entre otros.

Por su parte los hospitales han reforzado los retenes de emergencia, han dispuesto el 10% de camas de cada establecimiento de salud y se mantienen en alerta para brindar atención oportuna a la población.

De esta forma el Ministerio de Salud está debidamente preparado para responder las emergencias y urgencias cotidianas y las especiales que se presenten durante estas fiestas de fin de año.