Ministro del Interior anuncia creación de una dirección nacional contra la violencia familiar

Lima.- A más tardar en febrero del próximo año se creará una Dirección Nacional Contra la Violencia Familiar para que las denuncias de personas afectadas no solo queden como referencias en las comisarías sino para que se abran procesos y quienes cometan las faltan sean sancionados por la justicia.

Así lo anunció hoy el ministro del Interior, Daniel Urresti Elera, al señalar que su sector ya trabaja para contar con esta dirección dada la urgencia de enfrentar este problema con mayor incidencia y que aún no tiene solución desde el punto de vista policial.

Durante el 7° Festival de Familias organizado por el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, el titular del Interior informó que existe disposición para efectuar los cambios necesarios dado que, en sus continuas visitas nocturnas a comisarías, escucha que la violencia familiar sigue siendo uno de problemas recurrentes

Dijo estar consciente que muchas mujeres que acuden a la Policía para denunciar su caso terminan siendo victimizadas nuevamente con preguntas que las afligen y esta situación no ha mejorado a pesar que se intentó desaparecer con la incorporación de psicólogos.

Informó que en enero o febrero a más tardar será realidad esta dirección “que buscará la sanción que corresponda a los que cometan violencia”.

El ministro Urresti acudió al festival de familias realizado en la Institución Educativa N° 7213 Peruano Japonés en Villa El Salvador donde también estuvo presente la ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Carmen Omonte.

Luego de visitar cada uno de los stands de las instituciones públicas y privadas que participaron, dijo ser un convencido de que la familia es el núcleo fundamental para la paz social en el país y recordó que uno de los principales aliados del Ministerio de Interior es el Ministerio de la Mujer para luchar contra delitos que atentan contra la integridad de niños y adolescentes, la mujer y la familia.

Entre estos delitos se encuentran “la trata de personas que no solo se refiere a la explotación sexual sino la explotación laboral que se ha hecho patente en los últimos años con el auge de la minería ilegal, la tala ilegal y otros ilícitos”.

En ese sentido, dijo, se trabaja también con otros sectores para, una vez rescatadas las víctimas, se les otorgue un tratamiento completo, una capacitación y se les reinserte a la sociedad como personas útiles.

La ministra de la Mujer, Carmen Omonte, anunció por su parte que dentro de pocas semanas se lanzará el Plan Nacional para las Familias 2014-2021 que es el esfuerzo de doce sectores que van a contribuir para que la familia peruana tenga no solamente los mejores mecanismos de integración y fortalecimiento sino también espacios para el disfrute.