Ministro de Trabajo dispuso investigación por presunta intoxicación de trabajador con plomo

Lima.- Tras conocer el caso del trabajador intoxicado con plomo, luego de haber laborado 12 años en una empresa de procesamiento de PVC, el ministro de Trabajo y Promoción del Empleo, Fredy Otárola, dispuso se realicen las investigaciones correspondientes a través de los inspectores laborales de la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral- Sunafil.

El titular de Trabajo, informó que los inspectores designados llegaron hasta la empresa Platers S.A.C. y confirmaron que el afectado, José Castañeda Caja, laboró allí hasta el año 2012. Asimismo, se notificó al jefe de planta de la empresa a fin de que muestre los documentos requeridos por los inspectores, que evidencien la puesta en práctica de un Sistema de Gestión Interna de Seguridad y Salud en el Trabajo. Sunafil ha determinado, como entidad responsable del cumplimiento de la normatividad laboral, ampliar la inspección a todos los trabajadores de la empresa.

Otárola Peñaranda señaló que las infracciones que afectan las normas de seguridad y salud en el trabajo, en consecuencia, afecten o pongan en peligro la salud e integridad de las personas, serían multadas con montos que van desde las 3 UIT, equivalente a S/. 11 mil 400, hasta las 200 UIT o S/. 760 mil, dependiendo del total de trabajadores afectados y gravedad de la falta.

Entre las faltas relacionadas a las normas de seguridad y salud en el trabajo se encuentran, por ejemplo, no proporcionar equipos de protección personal o implementos adecuados, no cumplir con los exámenes médicos ocupacionales, no contar con el registro de enfermedades ocupacionales, no implementar estándares de higiene ocupacional o no contar con el registro de Identificación de Peligros y Evaluación de Riesgos (IPER), entre otros.

El trabajador afectado denunció que se intoxicó con esta sustancia química mientras trabajó 12 años como operario en Platers S.A.C, fabricante de compuestos de policloruro de vinilo-PVC a nivel nacional. El afectado precisó que estaba expuesto a materiales tóxicos, y no contaba con la indumentaria adecuada para este tipo de labores. Al despedirlo, la empresa solo le otorgó una liquidación de S/. 2 mil 500.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que el plomo causa daños duraderos en la salud, aumentando el riesgo de hipertensión arterial y lesiones renales. Una vez dentro del cuerpo humano, se distribuye hasta alcanzar órganos como el cerebro, hígado, riñones y huesos, depositándose en dientes y huesos y causando trastornos de conducta, alteraciones del lenguaje, audición, anemia, debilidad, dolor abdominal recurrente, entre otros graves problemas de salud.