Los Malls Vecinales: una nueva alternativa de negocio para los emprendedores peruanos

Lima.-Hoy en día,  los principales atributos que un emprendedor o emprendedora buscan a la hora de alquilar o comprar un local comercial, es que sea ordenado, moderno, limpio y seguro. Además, este local debe formar parte de un proyecto comercial que se  encuentre bien ubicado, que tenga accesos de entrada y salida adecuados, y que pueda generar un flujo importante de visitantes.

Es por eso que el Retail moderno se está expandiendo a los distritos más populares de Lima y está ofreciendo un concepto innovador en centros comerciales, con el objetivo de impulsar el espíritu emprendedor  de los peruanos. Se trata de los Malls Vecinales.

 “Un Mall Vecinal es un centro comercial pequeño, cuyo tamaño es de 2500 a 5000 m2. Y está diseñado pensando en las personas que viven, trabajan o estudian dentro de una zona específica. La idea es acercar la oferta comercial al barrio, con una mayor calidad y de una manera ordenada”, señala Karen Lozada, gerente general de OnRetail Consulting Perú, empresa que administra Qhatu Plaza.

Por ejemplo, Qhatu Plaza es un Mall Vecinal que se esta construyendo en Santa Clara, en el distrito de Ate y tiene una dimensión de 4500 m2 de área arrendable y 8,000 m2 de área construida, con un sótano de estacionamientos. Es el primer formato con estas características que se levanta en Lima y combina el Retail moderno con el mercado tradicional. La propuesta de Qhatu Plaza para el barrio donde se construye, es  llevar la ‘felicidad cerca de ti’.

Y es que en la actualidad, el 70% de la oferta de alimentos y consumo se encuentra en el sector tradicional, es decir, en los mercados populares y bodegas de barrio. “Tenemos una gran oportunidad de trabajar con los emprendedores y conducirlos hacia una propuesta moderna y administrada de negocio, que les permitirá hacer sinergias muy importantes.

Esto fortalecerá el crecimiento del Retail, especialmente en distritos emergentes. En Qhatu Plaza, tenemos locales desde 15 m2 hasta 60 m2, cuyos precios varían entre 80 y 120 soles por m2; y ya está incluida la renta, el mantenimiento y la publicidad”, agrega Lozada.

Los Malls Vecinales además, le ofrecen a los emprendedores una nueva forma de hacer negocios. “Con la llegada de Qhatu Plaza a Santa Clara, tendrán la oportunidad de comercializar sus productos o servicios en un espacio más ordenado, administrado, seguro y con una infraestructura que garantizará el éxito del negocio, porque atraerá más visitantes. Y lo mejor, es que los precios de los locales no son elevados, lo que genera una rentabilidad considerable para el emprendedor”, explica la ejecutiva.

Las ventajas de un Mall Vecinal

Karen Lozada señala que un Mall Vecinal, es una alternativa altamente recomendable para los emprendedores, por los valores agregados que ofrece, tales como:

Precios de locales accesibles: para un emprendedor que quiere iniciar un negocio y alquilar un local, los precios son bastante accesibles, lo que permite mantener las ganancias mes a mes.

Permite acortar las distancias: las personas no tendrán que alejarse de sus viviendas, centros de trabajo o centros de estudios para tomar un café o ir de compras al mercado.

Es moderno, seguro y limpio: a comparación de otros formatos comerciales tradicionales, el Mall Vecinal ofrece ambientes agradables, cómodos y con áreas verdes; atributos que garantizan una experiencia agradable de compra o diversión.

Impulsa el emprendimiento: el Mall Vecinal permite que los emprendedores se nutran de la experiencia del Retail moderno, para impulsar sus negocios. Además, los locales tienen el espacio suficiente para mostrar sus productos y ofrecer sus servicios.

Mejora la imagen de la zona: por el mismo formato del Mall Vecinal, se mejora la seguridad de la zona, la iluminación, el tránsito, y la calidad de vida de los habitantes.

El valor de los productos o servicios es similar: los precios en el Mall Vecinal no se diferencian de los precios que manejan los comercios de la zona. No son una competencia, sino son un complemento en la oferta comercial.

Mix comercial variado: los visitantes pueden encontrar desde cajeros automáticos, hasta locales de abarrotes; dentro de espacios ordenados.