La prelatura de chuquibambilla se pronunció frente al conflicto social

La Iglesia Católica en su Prelatura de Chuquibambilla, que comprende las tres provincias altas del departamento de Apurímac: Cotambambas, Antabamba y Grau; frente al conflicto social que se viene suscitando en la comunidad de Fuerabamba y en el fundo Yavi Yavi, hace llegar a la opinión pública, local, nacional e internacional el siguiente pronunciamiento:

  1. Exhortamos a la tranquilidad y que prime el diálogo como el mejor camino y herramienta para la solución de conflictos.
  2. Es necesario que todos los afectados se sientan involucrados en un proceso de tranquilidad y paz social, buscando siempre los intereses de la población.
  3. Exhortamos al Estado Peruano, la empresa minera MMG Las Bambas y las Comunidades involucradas en el conflicto a seguir buscando puentes de diálogo, focalizando a los interlocutores adecuados para los acuerdos concretos.
  4. Hacemos una invitación a las autoridades competentes, a recorrer las vías de transporte de los lugares afectados para conocer la realidad y el sentir de las comunidades campesinas.
  5. Pedimos a las autoridades como el Ministerio Público, Poder Judicial, fuerzas policiales y militares, el respeto del ejercicio de los derechos humanos y fundamentales de todas las personas inmersas en la zona de conflicto social. Es de suma importancia que las comunidades campesinas afectadas sientan que se está velando por sus derechos y por tanto se les está haciendo justicia.
  6. En fin de mantener una convivencia pacífica y sostenible, la empresa minera MMG Las Bambas en el marco de la responsabilidad social, debe mantener una relación “socialmente aceptable” con las comunidades del área de influencia del proyecto, generando un desarrollo socio-económico sustentable y ambientalmente amigable.
  7. En mesa de diálogo con los interlocutores pertinentes, pedimos que se haga memoria del cumplimiento en la implementación del Plan de Desarrollo de la Provincia de Cotabambas, aprobado en la comunidad de Quehuira el 22 de octubre de 2016.
  8. Finalmente, exhortamos a poner toda su confianza en Jesús el Buen Pastor que da la vida por sus ovejas, la Iglesia Católica, siempre estará disponible a brindar puentes de diálogo para mediar y buscar la justicia de nuestros pueblos.

Creemos que la buena noticia de Cristo acogida en nuestros corazones, nos ayudará como pueblo a superar nuestras dificultades y encontraremos la fuerza para enfrentarlos de una manera distinta.