La papa como aliada para combatir la desnutrición

Lima.- Nuestro país cuenta con la más amplia biodiversidad de papa del mundo, destacando las variedades nativas, de las cuáles existen más de 3000 y han formado parte fundamental de la alimentación de los peruanos desde tiempos ancestrales. Si bien ahora se han revalorado gracias al boom de la gastronomía, todavía falta difundir el verdadero valor de este tubérculo para la salud puesto que es una fuente importante de vitamina C, potasio, hierro y zinc de fácil acceso para la población.

De acuerdo al Centro Internacional de la Papa (CIP), cada variedad de papa se pueden encontrar combinaciones distintas de nutrientes que se complementan entre sí. Por ejemplo, las de pulpa amarilla tienen componentes que ayudan a prevenir la degeneración ocular y son de más fácil digestión para los niños y personas de la tercera edad. Mientras que las de pulpa roja o morada contienen altos niveles de antocianinas, unos antioxidantes que fortalecen el sistema inmunológico y disminuyen el riesgo de contraer cáncer, arterioesclerosis, afecciones cardiacas, entre otros.

Es por esos atributos que la papa es un gran aliado para combatir la anemia y desnutrición infantil, pues si bien existen diversas legumbres y cereales que contienen hierro en mayores proporciones, este tubérculo milenario también cuenta con vitamina C, lo cual es clave la absorción de este mineral fundamental para la nutrición. Lo recomendable es consumir diversas variedades en las comidas para adquirir los nutrientes y minerales necesarios para una dieta balanceada.

Así que, la próxima vez que disfrutes de una deliciosa Causa rellena, Carapulcra, Ajiaco, Papa a la Huancaína, Cau Cau o Chanfainita, recuerda que también estarás consumiendo minerales y vitaminas importantes para tu bienestar.

CIP
El Centro Internacional de la Papa (CIP), con sede en Lima, fue fundado en 1971 como una institución de investigación para el desarrollo de raíces y tubérculos que brinde soluciones sostenibles a los apremiantes problemas mundiales del hambre, la pobreza y la degradación de los recursos naturales. El CIP mantiene en custodia global las colecciones de papa, camote y raíces y tubérculos andinos que incluye la colección más grande del mundo de diversidad de la papa. Tiene oficinales regionales en Perú, Ecuador, Kenia, India y China y una actividad mundial con proyectos en 30 países en desarrollo de Asia, África y América Latina.

El CIP es miembro del CGIAR, una alianza mundial que reúne organizaciones comprometidas con la investigación para un futuro sin hambre. La labor científica de CGIAR busca reducir la pobreza rural, aumentar la seguridad alimentaria mejorar la salud y la nutrición humana, y asegurar un manejo más sostenible de los recursos naturales. Esta labor está dirigida por los 15 Centros que integran el CGIAR, en cercana colaboración con cientos de organizaciones, incluidos institutos de investigación nacionales y regionales, la sociedad civil, organizaciones de desarrollo y el sector académico y privado. www.cgiar.org

A %d blogueros les gusta esto: