Joven es condenado por jugar Pokemon Go en iglesia

A tres años de cárcel fue sentenciado un joven de 22 años por jugar Pokémon Go dentro de una iglesia en la región de los Urales, en Rusia.

El jugador fue declarado culpable de incitar al odio religioso por publicar videos donde se le ve cazar a estos ‘bichos’ y burlarse del cristianismo.

Su nombre es Ruslán Sokolovski, un bloguero que afrontó una acusación por la Fiscalía de Rusia y que este jueves, acompañado de su madre, escuchó la sentencia, la cual le fue suspendida.

La Fiscalía acusaba a Sokolovski de violar el derecho a la libertad de credo, de instigar al odio y de tenencia ilegal de equipos técnicos para la captación secreta de información, ya que la Policía encontró en la casa del bloguero un bolígrafo con cámara oculta.

El tribunal consideró al joven culpable de los delitos y le impuso los tres años de cárcel que pedía la acusación, pero concedió la suspensión de la pena. El acusado no tendrá que entrar a prisión si en ese tiempo no comete un nuevo delito.

La sentencia dictada por el tribunal de Ekaterimburgo, que permite al bloguero salir libre pese a la condena, fue recibida con una ovación en la sala de vistas. “Mucha gracias a todos por el apoyo que me habéis prestado”, ha declarado el bloguero a la prensa después de la audiencia, que fue transmitida a través de YouTube.