Inppares realiza la campaña de salud gratuita “Una prueba por la vida”

Lima.– Próximos al Día Mundial de Lucha contra el SIDA, diversas cifras evidencian la necesidad de prevención en el país. Y es que desde el año 1983 a la actualidad, la vía de transmisión sexual (97%) sigue siendo la forma más común de infección del VIH. A esto se suma lo señalado por el INEI en su Encuesta Demográfica de Salud Familiar, indicando que entre las mujeres que han oído hablar sobre el VIH/SIDA, el 99.3% conocía sobre el uso de condón, como una forma de prevenir enfermedades. Sin embargo, solo el 9.8% lo utilizó el último mes.

La infección por VIH le puede ocurrir a cualquier persona y no solo a quienes tienen determinadas conductas sexuales: homosexualidad, sexo comercial o promiscuidad. Lamentablemente, la mayoría de personas tienen una baja percepción del riesgo de adquirir una infección de transmisión sexual (ITS) y el VIH.

De acuerdo al Ministerio de Salud, en el periodo 1983 – 2014, el mayor número de personas con SIDA se registra en los hombres con edades comprendidas entre los 20 y 34 años (12,171) y en las mujeres con edades de 25 a 30 años (2699). Por cada mujer infectada hay tres hombres portadores.

Ante ello, INPPARES realizará la Campaña Nacional de Salud GRATUITA “Una Prueba por la Vida”. Se brindarán consejerías (orientación) antes y después de la prueba, y el despistaje de VIH, mediante pruebas rápidas.

La actividad se efectuará del 1ero al 6 de diciembre del presente año. De lunes a viernes de 7 a.m. a 8 p.m. y el sábado de 7 a.m. a 4 p.m. En Lima, tendrá lugar en su Unidad de Prevención y Control de Infecciones de Transmisión Sexual – VIH/SIDA, ubicada en Av. Sánchez Cerro 2110, Jesús María (Lima). Además, en sus policlínicos de Comas, Ate, Los Olivos y San Juan de Lurigancho.
Asimismo, en nuestras sedes situadas en: Piura, Chiclayo, Chimbote, Arequipa, Ica y Tacna.

La Dra. Carol Luján – Jefa de la Unidad de Prevención y Control de Infecciones de Transmisión Sexual y VIH/SIDA de INPPARES – manifestó que “la identificación de una gestante con VIH permitiría que reciba el tratamiento profiláctico, es decir, antirretrovirales, cesárea electiva y lactancia artificial, para disminuir el riesgo en la hija o hijo por nacer”.