Humedales Limeños: todo lo que necesitas saber sobre estos ecosistemas

Lima.- Los humedales de Lima y Callo, además de ser uno de los ecosistemas más interesantes y atractivos que se pueden encontrar en nuestro país, cumplen distintas funciones que pasan desapercibidas. El control de las corrientes de agua es uno de los aportes de los humedales, sin mencionar que también son una parte esencial de la naturaleza que provee un hábitat para las diversas especies que radican en el Perú.

Entre los principales de la capital encontramos los siguientes; los Pantanos de Villa, una zona reservada para la conservación de flora y fauna silvestre en el distrito de Chorrillos que se caracteriza por albergar a más de 155 especies de aves (halcones, patos, garzas blancas, entre otras); La Albufera del Medio Mundo, ubicado el kilometro 175 de la Panamericana Norte que consiste de agua de mar y filtraciones de agua dulce que provienen de campos cercanos; los Humedales de Ventanilla, zona compuesta por totorales, albuferas, gramadales, islas de arena y un litoral marin; Humedales de Puerto Viejo, el cual incorpora una sucesión de áreas húmedas utilizadas como lugar de descanso para las aves migratorias; y La laguna o Albufera El Paraíso, ubicado a 140 kilómetro del norte de Lima, en la provincia de Huacho en Chancay.

Sin embargo, a pesar que nuestros humedales sean uno de los atractivos principales de la naturaleza peruana, es importante tener en cuenta que también contribuyen al bienestar del país y por eso se debe alentar su preservación. Los humedales costeros del Perú son actualmente afectados por la expansión urbana que los secan, a la fuerza, para ocuparlos con fines agrícolas, industriales o de vivienda. Por ejemplo, los Humedales de Villa pasaron de tener 5,000 a solo 300 hectáreas de pantanos.

En este contexto, especialistas e investigadores de diferentes universidades del país discutieron y compartieron los más recientes avances obtenidos sobre la proyección de los humedales costeros en un seminario ofrecido por la Universidad Científica del Sur, institución que alienta el cuidado y la visita a estos sistemas, en conjunto con su carrera de biología marina. Pues, en este punto, es vital conocer los avances que realizan los principales grupos de investigación de este rubro para cuidar este valioso ecosistema.

Para estar al tanto:

En el seminario que discutió la importancia de los Humedales Costeros en la Universidad Científica del Sur, se anunció que El Humedal de Puerto Viejo fue declarado ecosistema frágil en el 2018 por la Autoridad Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR), por lo que se debe ser más solidario con la naturaleza. Las Lagunas de Paca, en el departamento de Junín, también se encuentran en las mismas condiciones. Asimismo, en el humedal de Santa Rosa, se encontró 75 tipos de macroinvertebrados y, por ende, se está promoviendo programas de educación sobre estas especies y su importancia en la regulación del ecosistema.

Por otro lado, en Pantanos de Villa se descubrió la presencia de la planta Limnobium Laevigatum, que suele crecer en las regiones tropicales y subtropicales de América Central y del Sur. Esta planta genera una captura considerable de carbono y la Universidad Científica del Sur declaró que ha iniciado estudios para descubrir cómo multiplicarla a gran escala con el propósito de reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y preservar este ambiente.