Ferrocarril Central invierte US$ 40 millones en la adquisición de modernos rieles

Lima.- Como parte de la modernización del Ferrocarril Central (Lima-Huancayo), la empresa Ferrovías Central Andina (FVCA), anunció una inversión de US$ 40 millones en la adquisición e instalación de nuevos y modernos rieles, accesorios de vía, cambios y durmientes procedentes de los Estados Unidos (EEUU) que reemplazarán a los actuales.

“En los siguientes días arribarán al puerto del Callao los lotes de rieles por un total de 9,910 toneladas. Estos rieles servirán para repotenciar y modernizar 100 kilómetros de la vía del Ferrocarril Central entre Callao y Ticlio”, señaló la empresa.

El plan de modernización contempla reemplazar los antiguos rieles de 80 libras/yarda de 8 metros de largo a modernos y más grandes rieles de 115 libras/yarda y 75 metros de largo. “Estos rieles, a diferencia de los antiguos, tienen una soldadura especial que proporciona mayor seguridad a la vía, alta resistencia, eficiencia y una mayor velocidad”, dijo la empresa.

Agregó que, a la fecha, ya se han cambiado 65 km. entre Callao y Chosica.

El primer nuevo lote -que arribará al Callao el próximo 1 de junio- está compuesto por rieles de un total de 2,570 TN. El segundo llegará en la quincena de junio por 2,679 TN, mientras que el tercero llegará en julio por un total de 4,660 TN.

“Toda esta adquisición ha sido adquiridas con inversión 100% privada y que, una vez instalados, se convertirán en un bien del Estado. Es una apuesta por el desarrollo de la infraestructura del país”, dijo la empresa.

Esta modernización, debido a su complejidad, demandará mucha mano de obra, por lo que se crearán varios puestos de trabajo.

La empresa aseguró que el cambio de rieles no implicará una interrupción de los servicios del tren pues se trabajará en determinados horarios.

Con esta modernización, el Ferrocarril Central se convertirá en la infraestructura más importante para el transporte de carga en el centro del país. El proyecto traerá como consecuencia que la capacidad de carga del tren sea diez veces lo que puede llevar la carretera central.

Los rieles cumplen con las más estrictas normas de seguridad de los Estados Unidos y tienen una duración de 150 años, es decir, 120 años mayor que el plazo de concesión.

Al aumentarse la capacidad de carga del tren, se podrá descongestionar y aliviar la circulación de la Carretera Central y el tren será el más importante medio de transporte en la zona, como debería ser en el resto del país.