Exportaciones podrían generar 3.5 millones de empleos al bicentenario

Lima.- El exministro de la Producción y candidato a la presidencia de la Asociación de Exportadores (ADEX), Alfonso Velásquez Tuesta, estimó que al 2021, año del Bicentenario, las exportaciones peruanas, sumarían hasta US$ 75 mil millones y generarían al menos 3.5 millones de empleos en todo el país.

“Sin duda la agroindustria y la minería son los dos grandes motores de nuestras exportaciones, por lo que es necesario sumar otros sectores  y para eso se debe reforzar el trabajo conjunto con el sector público. No solo basta el compromiso de los ministros, sino el de las autoridades en todos los niveles”, dijo.

Añadió que las confecciones, textil, metalmecánica, minería no metálica, acuicultura, pesca para Consumo Humano Directo, madera, joyería y artesanía, generadores de empleo descentralizado, necesitan ser potenciados.

Velásquez, quien inscribió su candidatura para las elecciones de ese gremio –se realizarán el 28 de febrero próximo- dijo que de asumir la presidencia de ADEX, se acercará a los diferentes niveles del gobierno buscando desarrollar sinergias a favor de la competitividad del sector exportador y por consiguiente de la economía del país. “Llegar a los US$ 75 mil millones necesita un gran esfuerzo colectivo del ecosistema productivo- exportador nacional”, acotó.

Consideró importante la estabilidad jurídica que alienta las inversiones, promover la simplificación de procedimientos y tramitología en las diversas instancias del Estado e impulsar la flexibilidad laboral, respetando los derechos de los trabajadores. Un tema importante es recuperar la tasa original del Drawback (5%).

Investigación e innovación

Promover la investigación para que nuestro país sea un país de innovadores es también un desafío pendiente, dijo Velásquez al destacar el rol que tienen esos dos aspectos en el desarrollo de las diferentes actividades económicas.

También propone identificar más oportunidades de negocio para un mejor aprovechamiento de los acuerdos comerciales y defender la modernización de la infraestructura cuyos sobrecostos perjudican la competitividad de las empresas.

“No solo se necesitan medidas transversales, sino sectoriales como la Ley de Promoción Agraria (27360),  Ley de Exportaciones No Tradicionales (22342), Ley  Forestal e identificar medidas promotoras para otras actividades.  El objetivo es que las exportaciones dependan cada vez menos del precio de los commodities como los minerales y el café. Aún en el 2018 entre un 72% y 77% (valor US$ FOB) estaba constituido por productos primarios”, sostuvo.

Mypes

Para las pequeñas empresas lo importante es ganar nuevos mercados, por lo que Velásquez consideró importante que el Estado sea uno de sus principales compradores de la producción de ese sector, asimismo, promover el encadenamiento productivo e impulsar programas de incubación de empresas aprovechando la cooperación internacional.

“Las mypes son grandes generadoras de empleo, aunque en el caso de las mypes exportadoras presentan una alta tasa de mortalidad. El trabajo del sector público-privado debe apuntar a que se mantengan en el tiempo y que evolucionen”, finalizó.