Exportación de confecciones cayó 11% en últimos doce meses

Lima.-  Las exportaciones del sector confecciones registraron una caída de 11% en los últimos doce meses debido a que Venezuela redujo su nivel de importación al dejar de comprar un valor de 174 millones de dólares, afirmó el Centro de Comercio Exterior (CCEX) de la Cámara de Comercio de Lima.

Este resultado se desprende del análisis realizado en los dos últimos periodos (octubre 2012 – setiembre 2013/ octubre 2013 – setiembre 2014), en el que el valor de las exportaciones del sector obtuvieron una caída total de 28%.

“La tendencia es marcadamente a la baja a partir del 2013 y se ha mantenido así durante los últimos meses debido a que Venezuela, nuestro segundo mercado principal, no pudo mantener su nivel de importaciones porque de haberlo mantenido el sector hubiera crecido 12%”, manifestó Carlos García, gerente del Centro de Comercio Exterior de la CCL.

El sector confecciones, considerado el segundo sector más importante dentro de los productos no tradicionales, concentra la mayor cantidad de empresas exportadoras (2100) y a la vez es un gran generador de mano de obra directa.

ANÁLISIS DE LAS EXPORTACIONES

El sector confecciones presenta dos grandes subsectores: confecciones de tejido de punto (91% de lo exportado) y confecciones de tejido plano (9% de lo exportado). Ambos rubros muestran cifras de decrecimiento que reflejan la situación general del sector, con variaciones de -11% y -16% respectivamente.

En cuanto al desempeño de países, Estados Unidos se mantiene como principal destino de las exportaciones del sector (51% de lo exportado), con un ligero aumento de 2%. Venezuela se mantiene como segundo mercado (17% de lo exportado), con una gran caída de 45%, y Brasil, con un crecimiento del 8%. El resto de los 8 principales mercados tienen crecimiento, como Chile (9%), Colombia (12%), Alemania (16%), Ecuador (20%) y México (6%).

“Los principales productos que se prevé a EE. UU. son t–shirts de algodón (56%), camisas de punto (14%) y blusas (5%). En muchos casos, estos productos son vendidos a importantes marcas bajo la modalidad de full package, que significa que la empresa peruana se hace cargo del proceso completo de producción (incluido abastecimiento) y entrega de la mercadería solicitada”, afirmó García.

Respecto a las importaciones estas aumentaron 19% en valor y mantuvieron su consumo en unidades. El principal proveedor de confecciones para el mercado peruano es China (representa el 80% del total de proveedores); sus principales líneas de abastecimiento se encuentran en sostenes (13%), pantalones (9%) y t–shirt (7%). En este caso las compras no se encuentran tan concentradas ya que tenemos un 58% en productos diversos.

SALDO COMERCIAL y MERCADO LOCAL

En los últimos 12 meses se aprecia una caída del saldo comercial, que pasó de tener un ligero saldo positivo de 2 millones de prendas a un saldo negativo de 20 millones de prendas. En cuanto al consumo en el mercado local registró un crecimiento considerable apoyado en gran medida por el mayor número de centros comerciales en el interior del país, que ofrece fácil acceso al crédito y espacios para entretenimiento familiar.

Ante estos resultados CCEX afirma que el futuro del sector confecciones pasará por incrementar el valor agregado en la etapa de diseño, pues la participación de Perú en el mercado full package es cada vez menor al tener competidores que vienen alcanzando estándares de calidad aceptables para este mercado y con un precio significativamente menor.

Además se debe tomar en cuenta que las importaciones de confecciones tienen un valor unitario promedio (4 dólares) que es la mitad respecto al de exportaciones (8 dólares), lo cual es un indicador del comportamiento de consumo del mercado peruano, que viene comprando prendas de menor valor y con alto componente de fibras sintéticas.

Para Carlos García, el crecimiento de nuestro mercado ha logrado captar la atención de importantes proveedores, que ven grandes oportunidades para expandir la presencia de sus marcas. Es así que recientemente se tuvo la visita de la cadena BHS de Gran Bretaña, que viene evaluando su ingreso a Perú, o también el ingreso de marcas como Zara o Forever 21, que vienen cambiando la forma de consumo de moda en nuestro país, tal como lo han hecho en otros mercados.

“Por todo ello, vemos que el exigente comercio internacional de confecciones, plantea un gran reto para las empresas peruanas, que deberán desarrollar nuevas competencias y capacidades”, puntualiza García.

A %d blogueros les gusta esto: