Expertos del Health Club del JW Marriott Lima da consejos para iniciar una buena rutina

Lima. El invierno normalmente significa una reducción dramática de la actividad física para todos. Las caminatas por el parque se convierten en tardes y noches enteras sin moverse de la cama o el sofá. Suelen ser estos momentos en los que en nuestro interior nace un deseo de cambio y decidimos inscribirnos en un gimnasio.

Aquí se presentará la prueba más difícil: Superar el primer mes. Durante esta etapa habrá la mayor cantidad de desertores, ya sea por falta de una guía adecuada o porque se rindieron ante el cansancio que sigue a la primera rutina. Ante esto, los expertos del Health Club del JW Marriott Lima brindan algunos consejos que debemos tomar en cuenta para superar exitosamente la primera etapa de empezar  con  una rutina saludable y continuar ejercitándonos sin problemas:

  • Objetivos claros: Al llegar debemos de estar seguros cual es nuestra meta. ¿Queremos subir masa muscular, quemar grasa, o nos estamos preparando para un reto físico? Esta información resultará vital para que el entrenador pueda darte una rutina que tendrá el resultado que tú esperabas.
  • Siempre comunicados: Si tenemos algún problema en las rodillas, columna o alguna parte de nuestro cuerpo debemos saber exactamente de qué se trata y comunicarlo a nuestro entrenador para recibir una rutina adecuada para evitar lesiones.
  • Combina ejercicios: Una rutina ideal debe combinar ejercicios funcionales con trabajo en máquinas a fin de que el cuerpo se nutra de los beneficios de ambas herramientas. Si nos basamos en uno solo perderemos los beneficios del otro y el cuerpo no tendrá una preparación al 100%.
  • Suplementos: Los suplementos alimenticios son buenos siempre y cuando un profesional de nutrición te los recomiende basándose en lo más adecuado para que mejores. Sin embargo, siempre recordemos que no hay nada como una alimentación balanceada.
  • ¿Molestias?: Hay que aprender a diferenciar entre dolor de trabajo y dolor de lesión. Un dolor de trabajo es normal porque has esforzado el cuerpo, aunque, todo tiene un límite. En el caso de un dolor de articulación, de columna o rodilla hay que avisarle a nuestro entrenador para que el evalúe la rutina y ubique cual es el movimiento que nos está causando este dolor.

Finalmente,  cabe mencionar que la actividad física es beneficiosa en diferentes niveles y cualquier momento es bueno para volver a practicarla. A fin de realizarla sin problemas, siempre hay que contar con el apoyo de un profesional quien nos dirigirá para alcanzar nuestras metas y ver los resultados esperados.