Existe riesgo de estrés, depresión y frustración en cuidadores de pacientes con cáncer

Lima.– El cáncer constituye una de las principales causas de muerte a nivel mundial y frecuentemente genera situaciones de dependencia y cuidado; las repercusiones de esta enfermedad en el cuidador del paciente pueden ser negativas, ya que se encontrarían en un mayor riesgo de depresión y otros problemas de salud.

De acuerdo, a un estudio publicado en la revista Cancer, en el año 2017, se sugiere que los cuidadores constituyen una población vulnerable por ser más propensos a mostrar síntomas de depresión, además de problemas de salud física a futuro. En otras palabras, una vez que los cuidadores comienzan a exhibir un cuadro depresivo, esto se convierte en un marcador que podría indicar un mayor riesgo para presentar un declive en su salud física más adelante, manifestándose en promedio a los 6 años del diagnóstico.

Al respecto, el Dr. Mauricio León Rivera, director médico del Centro Detector del Cáncer y cirujano oncólogo de la Clínica Ricardo Palma, dijo que los cuidadores pueden experimentar períodos de estrés, ansiedad, depresión y/o frustración. “Pueden sentirse enojados, culpables, solos, temerosos y/o tristes. Hablar con otras personas que cuidan de un familiar o de un amigo con cáncer o mejor aún con un psicólogo experto en temas oncológicos puede ayudarle a sobrellevar la situación”, remarcó.

La investigación examinó los datos de una muestra de 664 cuidadores de pacientes con cáncer, en quienes se descubrió una propensión elevada a presentar síntomas de depresión y, a su vez, una tasa alta de declive en la salud física a futuro relacionada con estos síntomas.

Un cuidador es cualquier persona que brinda cuidados a otra persona que lo necesita, como un niño, padre anciano, un marido o esposa, un familiar, amigo o vecino. Un cuidador también puede ser un servicio profesional mediante pago que brinda cuidados en el hogar o en un lugar que no sea el hogar de la persona.