En el Congreso, se inicia debate sobre beneficios tributarios del sector minero

Lima.- Congresistas, especialistas y el sector privado participaron del foro “Justicia Fiscal y Minería: análisis y propuestas para replantear la política tributaria”. El mismo sirvió como un espacio de diálogo para intercambiar propuestas que permitan mejorar el aporte del sector minero al desarrollo nacional.

El debate se inició a partir de la exposición de los resultados de la investigación “Recaudación fiscal y beneficios tributarios en el sector minero” (Oxfam, CooperAcción y Grupo Propuesta Ciudadana, 2017) que analiza los casos de Las Bambas y Cerro Verde. El estudio muestra que Las Bambas no pagará impuesto a la renta por lo menos durante los cinco primeros años de operación, debido –entre otras razones- al beneficio tributario de depreciación acelerada. Esto significa que la región Apurímac no contará con recursos del canon hasta entonces.

Por su parte, Cerro Verde, amparada en contratos de estabilidad tributaria, extendió la vigencia de beneficios que fueron derogados años atrás, evitando de esa manera el pago de aproximadamente US$240 millones por concepto de impuesto a la renta y judicializando el pago de regalías. “El esquema tributario que se estableció en los años 90 permitió a esta empresa un conjunto de exoneraciones y beneficios tributarios que significaron pérdidas de ingresos para el Estado y para la región Arequipa”, dije Epifanio Baca, investigador del Grupo Propuesta Ciudadana.

Frente a esta situación, los congresistas Richard Arce (Apurímac), Horacio Zeballos (Arequipa) y Oracio Pacori (Puno) coincidieron en la necesidad de discutir la pertinencia de estos beneficios tributarios y contratos de estabilidad. Arce señaló que estas exoneraciones tributarias y facilidades como la devolución del IGV de las empresas mineras ha generado que la capacidad de recaudación del Estado peruano sea menor y no se cuente con recursos suficiente para atender las demandas de la población, especialmente de los ámbitos de proyectos mineros como en la región Apurímac, en donde existe la expectativa de que proyectos como Las Bambas generen ingreso y desarrollo pronto.

Asimismo, criticó la falta de compromiso del gobierno, que si bien tiene que garantizar la explotación minera, tiene el compromiso y deber de cautelar los intereses de las comunidades y población que están en la zona de influencia.

El congresista Horacio Zeballos resaltó que con las exoneraciones tributarias a las mineras se ha permitido una sobregeneración de normas y disposiciones para dar un marco legal a una serie de encubrimientos que no han beneficiado al país.

Por su parte, Oracio Pacori anunció que se ha presentado un proyecto de Ley para revisar las regalías mineras, y añadió que preocupa el actual sistema de devolución de IGV al sector.

La investigación reseñada demuestra que el aporte tributario y no tributario de las empresas mineras ha venido cayendo pese al incremento de la producción. Mientras que la producción ha crecido en 60% en los últimos dos años, la recaudación tributaria minera ha caído en -42% por los menores precios. “En Perumin se dijo que la minería había aportado S/ 35 000 millones en los últimos 5 años, pero su aporte es menor que el de sectores como construcción o manufactura”, precisó César Flores, investigador de CooperAcción. Frente a ello, señaló que es necesario evaluar medidas para reducir la volatilidad contributiva de este sector a fin de permitir una mejor planificación de la inversión pública en las regiones.

También participó del Foro Carlos Gálvez, representante de la empresa minera Buenaventura, quien se quejó de que no se esté aprovechando todo el potencial minero del país y que cada cierto tiempo los gobiernos quieren tener su propia legislación afectando los contratos de estabilidad tributaria. “Un inversionista no es una beneficencia, está esperando tener un retorno por su inversión”, agregó el también ex presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE).

Por su parte, Alejandra Alayza, representante de Oxfam, indicó que “el Perú tiene un sistema tributario regresivo: la mayoría de ciudadanos cargamos proporcionalmente mayor carga tributaria que los que más tienen”, recordando que la regla número uno de la justicia fiscal es que quien gana más, debiera pagar más. Alayza añadió que “cuatro de cada 10 peruanos están en riesgo de volver a caer en la pobreza” por lo que “hacer reformas tributarias es imprescindible para que el Perú pueda recaudar el dinero que hace falta para invertir en las personas”. Frente a ello “hay que replantear la gobernabilidad tributaria de la minería para que su aporte pueda ser sustantivo en términos de desarrollo y lucha contra la desigualdad”.

El Foro tuvo lugar la noche del lunes 16 de octubre en el auditorio Alberto Andrade Carmona, del Congreso de la República.

A %d blogueros les gusta esto: