“El poder de los datos nos está marcando nuevos rumbos en el negocio farmacéutico”

Bogotá.- Pharmetique, es una empresa del Grupo Carval con capital 100% colombiano que adquiere la trayectoria de más de 30 años de Laboratorios La Santé y se constituye en una nueva marca que va a permitir la entrada al mundo de los medicamentos altamente especializados.

La compañía cuenta con 5 unidades de negocios que están dedicadas a la producción de medicamentos de Cuidado Primario, Cuidado Especializado, Genéricos de prescripción y de venta libre, y presta servicios de manufactura para compañías multinacionales de investigación.

Los productos de Pharmetique son comercializados en 14 países de Latinoamérica y gracias a la incursión en el mercado de los medicamentos biotecnológicos el laboratorio facilitará el acceso a terapias de vanguardia para un gran porcentaje de la población de países emergentes.

“Nuestra compañía registró un crecimiento en ventas del 21% en 2016 en relación al año anterior y realizó inversiones por 49 mil millones de pesos entre 2015 y 2017, dando pasos agigantados para estar a la altura de las grandes corporaciones farmacéuticas del mundo.

Uno de ellos es la transformación de su infraestructura tecnológica y de innovación para fortalecer los flujos de información entre los diferentes actores involucrados en su negocio y facilitar la toma de decisiones con base en datos, desde los de naturaleza comercial y financiera hasta los de carácter logístico y de recursos humanos. Este factor ha sido particularmente relevante en medio del acelerado proceso de expansión que ha tenido la organización hacia mercados internacionales” afirma Luis Alfonso Díaz, Vicepresidente Ejecutivo de Pharmetique.

Por medio de un modelo propio de Balanced ScoreCard o Cuadro de Mando Integral, que integra tecnología SAP con Power BI[1] de Microsoft, la Vicepresidencia de Pharmetique tiene  la capacidad de visualizar en tiempo real y llevar control del cumplimiento de sus cuatro objetivos de negocio:

1. Objetivos financieros: categoría en la cual se ubican los datos relacionados con indicadores de ventas, como utilidades, flujo de caja, EBIDTA y EVA. “La inteligencia de negocios nos ayuda, entre otras cosas, a reducir la operatividad y facilita que los cierres se realicen más rápido. Si hablamos en términos de tiempo, antes durábamos siete días hábiles para hacer cierres y consolidar toda la información de Latinoamérica.

Con este sistema de inteligencia de negocios, estos procesos financieros y contables se disminuyeron a un día o dos días”, según Marlon Forero, Gerente de Tecnología de Pharmetique.

2. Objetivos estratégicos: es decir, aquellos indicadores como participación de mercado, porcentaje de productos nuevos y su desarrollo, entre otros. “La tecnología (Power BI) ha sido un elemento indispensable para conocer rápidamente cuáles son las tendencias del mercado y, con base en esto, tener una estrategia atractiva para nuestros clientes”, sostiene Luis Alfonso.

3. Objetivos operativos: la cual involucra información útil para cumplir con la normatividad y las regulaciones de las auditorías del INVIMA y de otros entes regulatorios internacionales. En esta misma categoría se tratan los datos de capital de trabajo como inventarios, proveedores y cartera.

Un ejemplo de la funcionalidad de esta tecnología es la garantía de que todos, desde la presidencia de la compañía hasta los colaboradores que están en el terreno con sus clientes tengan información en línea para una adecuada toma de decisiones.

4. Objetivos de gestión humana: entre los cuales se encuentran los procesos de fijación de objetivos, gestión de los colaboradores y ambiente laboral. “Integrando la tecnología de inteligencia de negocios Power BI de Microsoft y SuccessFactors de SAP, construimos un sistema de gestión para la evaluación del desempeño de cada uno de los colaboradores de la organización”, complementa el Gerente de Tecnología.

Si bien la inteligencia de negocios se ha implementado para ciertas áreas de Pharmetique, su plan es que toda la compañía funcione sobre esta tecnología antes de finalizar 2017.  Este direccionamiento es particularmente importante ahora que la farmacéutica colombiana ha dado a conocer sus planes de ampliar su portafolio de productos, desarrollar un programa de penetración en nuevos mercados, así como el lanzamiento de su línea de medicamentos especializados y de biotecnología.

Para este proceso, Luis Alfonso resalta el poder de las alianzas para potenciar el éxito de los negocio. “Ahora la nueva visión de negocio es encontrar las fortalezas de otras compañías en diferentes áreas y aliarse con ellas.”, argumenta Luis Alfonso Díaz. “En el campo de la salud, la tecnología va avanzando muy rápido y por eso es importante trabajar en conjunto.

En nuestro caso, somos buenos para desarrollar medicamentos, pero necesitamos establecer alianzas con empresas fuertes en el campo de la tecnología. Así lo estamos haciendo con Microsoft”.

El vertiginoso crecimiento de Power BI habla en parte a la explosión de datos, la cual el IDC y otras entidades estiman podría alcanzar los 50 zetabytes o más para 2020. Esta proliferación y su intersección con la nube es en realidad el principio de la inteligencia de datos moderna. Pasar de datos a información de valor que informe acción inteligente es la clave; es decir, tener la posibilidad involucrar e interactuar con datos en maneras nuevas, intuitivas y naturales.