El legado del Dakar: una competencia social y medioambientalmente responsable

Lima.- Después de cinco años el Dakar pisó suelo peruano nuevamente, y esta fiesta reunió a todos los amantes de la aventura, deportes extremos, autos y familias en general. Es importante destacar el trabajo que tanto el  Gobierno Peruano así como la organización de la competencia han realizado por más de un año con una única finalidad: hacer de esta una celebración inolvidable y en armonía con el medio ambiente y el patrimonio nacional.

Entre las acciones que se han tomado en consideración, siendo probablemente las más valiosas, ya que representan un legado para el país, están la construcción de paneles e hitos informativos permanentes, la cual ha sido realizada en constante coordinación con el Ministerio Cultura y Ambiente.

Son 125 en total y han supuesto una inversión que supera los US$185 mil. El objetivo de estas estructuras es delimitar las áreas naturales así como los sitios arqueológicos protegidos y que los espectadores pudiesen llegar a las zonas previstas para disfrutar de la carrera sin poner en jaque espacios que forman parte de nuestro patrimonio.

Las áreas señalizadas en estas estructuras son:

  • Patrimonio Cultural à Los sitios contienen patrimonio arqueológico y paleontológico. Son en total 40 paneles que señalizan 25 sitios. (Se adjuntan imágenes).
  • Zonas naturales à Protección de la flora y fauna. Son 85 paneles e hitos en total, ubicados en las reservas naturales de Paracas y Salinas.

Limpieza y medio ambiente

 Por otro lado se ha contado con la presencia de 250 miembros de Ecoplayas quienes han trabajado en la limpieza de las zonas de espectadores durante y después del paso de la carrera. Además, durante las diferentes etapas, una caravana con 40 vehículos de la organización han patrullado la zona, asegurando así el respeto y protección de las zonas arqueológicas protegidas y monumentos que se encuentren próximos al recorrido. De esta manera se evitó que vehículos o personas accedan a zonas fuera del área permitida.

Finalmente, este año el Dakar también se destacó  ya que exclusivamente en Perú se contó con zonas de espectadores para 4×4 en las diferentes etapas, diseñadas en estrecha colaboración con las autoridades de Cultura y Ambiente. De esta manera, quienes quisieron ir a ver la carrera en sus vehículos lo pudieron hacer sin riesgo de perjudicar el patrimonio peruano. Las zonas de espectadores fueron comunicadas 3 días antes de cada etapa conel punto GPS con la ubicación para que no dejen de ver los detalles de esta carrera que ha supuesto una fiesta para el Perú.

A %d blogueros les gusta esto: