El destacado cantor cubano ofreció un apoteósico y emotivo recital en la PUCP

Lima.-Pablo Milanés regresó anoche, martes 9 de abril, a los escenario limeños evocando la grandeza de César Vallejo. Siguiendo el estilo literario del laureado poeta peruano, el cubano eligió su poema hecho canción: “Queridos muertos” para recordarlo en su recital “Esencia”, en el que hizo un repaso por canciones antiguas y algunas de más reciente data de su extensa discografía.

“Hola muchas gracias. Venir a Lima siempre ha sido espectacular. Y quiero decirles que César Vallejo fue un poeta que para nosotros (los compositores) en los años 60 fue un guía. De alguna manera, este poema trata de seguir mi admiración por ese grande”, afirmó el cubano ante la ovación de la masiva concurrencia, reunida en el Polideportivo de la Universidad Católica del Perú.

Fueron parte de este concierto de lujo, producido por DEA Promotora, canciones como “Plegaria”, “Si ella me faltara”, “En saco roto”, un son montuno que, según la sapiencia musical del maestro, es la síntesis de todos los géneros; y, temas como “Ya ves”, que confesó el querido Pablo, es una de sus más atesoradas composiciones.

Acompañado por tres extraordinarios músicos en escena (Miguel Núñez en los teclados, Osmani Sánchez en la batería y Sergio Raveiro en el bajo) y un timbre de voz potente, Pablo dio catedra musical. “Vestida de mar”, canción dedicada a La Habana fue una de las nuevas canciones interpretadas en esta mágica noche.

“Años”, “Para vivir”, “Flores del futuro”, “El breve espacio en que no está”, “Yolanda”, “Amo esta isla”, “Días de gloria” y “Yo no te pido”, entre otras bellas letras también fueron parte del ‘setlist’ con el que Milanés volvió a encandilar a los peruanos.

“Esencia” no fue otra cosa que una hora y media de música y poesía, una entrega total de Milanés sobre la tarima que dejó a sus admiradores con la miel en los labios, aplaudiendo de pie a su ídolo para que regrese por algunos minutos más al escenario. Experiencia musical irrepetible.