Día de la Cardiología Peruana

Lima.- El cardiólogo tiene un rol protagónico en el contexto actual del Perú, en donde la población senil ha aumentado y la infantil ha disminuido, con lo cual la población con riesgo de desarrollar una patología cardíaca (mayores de 45), ha incrementado notoriamente y más aún porque los factores de riesgo coronario, se hacen cada vez más presentes entre nosotros, siendo los más notables: hipertensión arterial, diabetes mellitus, sobrepeso-obesidad, estrés, sedentarismo, dislipidemia (colesterol o triglicéridos aumentados), consumo excesivo de café y el tabaquismo.

En el Perú, de acuerdo al Dr. Marco Almerí, jefe del servicio de cardiología del complejo hospitalario Alberto Barton, las características de la población hacen que los especialistas sean “más exhaustivos en su preparación, ya que el número de pacientes con patologías cardiacas va en aumento y se hacen cada vez más complejos, con el pasar de los años.”

Cada mes, el complejo hospitalario atiende a poco más de 5000 pacientes con problemas cardiacos. De este número, el 60% fueron hombres y el 40% mujeres. Entre los casos más frecuentes se encuentran:
Cardiopatía hipertensiva, alteración estructural del corazón por historia de más de 10 años de hipertensión arterial. Al no tener una estructura normal, el corazón no bombea la sangre de manera correcta.

Cardiopatía isquémica, en que algunas arterias del corazón se están obstruyendo o ya están obstruidas, de manera que el aporte de oxígeno al corazón es insuficiente.

Arritmias cardiacas, tiempo no constante entre latido y latido. Usualmente, entre latidos debe haber 0.9 segundos, pero los pacientes con esta condición pueden tener latidos acelerados o desacelerados.

Es importante recordar que la labor de los especialistas en cardiología es significativa en el diagnóstico de diversas patologías: “realizamos una labor codo a codo con las demás especialidades, no solo nos enfocamos en el sector cardiológico. Por ejemplo, en el caso de cirugía, siempre se tiene que contar con nuestra especialidad para conocer el comportamiento del corazón del paciente durante la intervención, asimismo realizamos pruebas de ecocardiogramas, ecoestrés, holter, pruebas de esfuerzo, entre otros.”, señaló el Dr. Almerí.

El reto del cardiólogo en la actualidad es promover la prevención y la detección a tiempo. La cardiología como otras especialidades de salud pública debe promover la salud y la calidad de vida del paciente a través de estilos de vida saludable y chequeos médicos oportunos.