DHL transporta gigantesco escáner para análisis por resonancia magnética

Miami, Fla.- DHL Global Forwarding, el especialista en transporte aéreo y marítimo de Deutsche Post DHL, transportó el escáner de imágenes por resonancia magnética más grande que jamás se haya construido en el mundo hasta el Centro de Investigación de Resonancia Magnética de la Universidad de Minnesota. El traslado del pesado módulo desde Oxford, Reino Unido, hasta su destino en los Estados Unidos, por vía marítima y terrestre, se inició en octubre de 2013 y duró casi seis semanas. El escáner pesa unas100 toneladas y su valor se estima entre aproximadamente diez y veinte millones de dólares estadounidenses.

“Aún cuando tenemos mucha experiencia en el transporte de cargas pesadas, este proyecto ha representado un desafío muy interesante para nosotros. Debido a su gran peso, el piso del depósito en Oxford tuvo que ser reforzado, y tuvimos que usar un megasistema de elevación para colocarlo en el remolque para su transporte. Nuestro equipo planificó el traslado durante casi dos años, lo que incluyó la exploración y el estudio de las rutas en el Reino Unido y los Estados Unidos”, explica Nikola Hagleitner, Director Ejecutivo de Proyectos industriales de DHL Global Forwarding.

El escáner de resonancia magnética partió de Oxford sobre un remolque de ocho ejes, y llegó a Antwerp, Bélgica, el 29 de octubre de 2013. Para transportar cualquier carga de semejante peso y dimensiones en el Reino Unido se requiere un permiso especial, y la policía provee una escolta en todo momento para garantizar la seguridad en las vías.

Desde allí, el enorme escáner se envió por barco a través del Atlántico hasta Duluth, en los Grandes Lagos, Canadá, en el último buque que zarpó de Europa en 2013, antes de que los lagos se congelaran. Tras su arribo dos semanas más tarde, el escáner fue montado en un camión de plataforma de 19 ejes y 193 pies de largo, movido por dos camiones, uno que halaba desde el frente y otro que empujaba por detrás. Al igual que en el Reino Unido, esta operación requirió de una escolta permanente, coordinada entre la policía estatal, la policía local y servicios de seguridad privados.

El último tramo del viaje, desde Duluth hasta la Universidad de Minnesota, duró dos días y la carga fue entregada sin contratiempos el 7 de diciembre de 2013. El escáner de resonancia magnética ya se encuentra instalado en el Centro de Investigación de Resonancia Magnética y se utilizará en investigaciones de imagenología por resonancia magnética de alta resolución, así como en estudios de anatomía, fisiología, metabolismo y funcionamiento en modelos humanos y animales.

A %d blogueros les gusta esto: