De vuelta al barrio

Lima.- Hace unos meses, el chef se despedía en sus redes sociales, afirmando que, Kañete, su restaurante del Centro de Lima, regresaría para estar “más cerca de lo que se imaginan”. Luego, partió a Europa para empaparse de las últimas tendencias. Aterrizó en Barcelona, reconocida por su estilo cosmopolita y por ser uno de los epicentros de la gastronomía mundial, en donde realizó dos importantes pasantías.

“Tengo más de 20 años de experiencia al mando de diversas cocinas, pero creo que un chef siempre debe seguir aprendiendo. Es importante probar y visitar otras cocinas que no sean las propias”, afirma Israel Laura.

Pakta, la propuesta nikkei de Albert Adrià, recibió al peruano con los brazos abiertos. Allí se encontró con Jorge Muñoz, cocinero peruano que dirige el restaurante. “Ha sido una gran oportunidad. De la mano de Jorge aprendí las técnicas y procesos culinarios desarrollados por Albert Adrià. Además, comprendí que es posible reinterpretar una cocina con orden y lógica, sin dejar de lado la tradición”, sostiene el chef.

Luego, llegó al famoso Celler de Can Roca, restaurante con tres estrellas Michelín y varias veces elegido como el mejor restaurante del mundo. Dirigido por los hermanos Roca, es el epítome de la cocina catalana. “El Celler es un restaurante que muestra un respeto único por el producto. A esto, se suma el conocimiento y la investigación. Los Roca trasmiten una gran personalidad en su cocina; son cosmopolitas sin perder su esencia catalana, su identidad mediterránea”, afirma el cocinero.