¡Cuidado! Diabetes e hipertensión son la principal causa de enfermedad renal crónica

Lima.- La  diabetes y la hipertensión arterial son las principales causa de la enfermedad renal crónica, es decir, de la pérdida progresiva de la función del riñón lo cual lleva al paciente a necesitar diálisis o trasplante si no se recibe tratamiento temprano.

Al respecto el presidente de la Sociedad Peruana de Nefrología (SPN), Aníbal Zambrano, informó que “lamentablemente, la mayoría de los casos llegan a la consulta médica cuando tienen gran pérdida del funcionamiento renal.”

En tal sentido, agregó que el año pasado 18,500 peruanos con enfermedad renal crónica se encontraban recibiendo terapia de reemplazo renal. De esta cifra alrededor de 15,000 estaban en tratamiento de hemodiálisis, unos 1,800 en diálisis peritoneal y aproximadamente 1,600 pacientes habían sido trasplantados a la fecha.

Quienes tienen mayor riesgo de sufrir daño renal son las personas afectadas por diabetes, hipertensión arterial, lupus, cálculos renales o infecciones urinarias crónicas y problemas de próstata en el caso de varones. También aquellos con antecedentes de familiares en diálisis, trasplante renal, diabetes o hipertensión.

El especialista, recomendó a las personas con los factores de riesgo mencionados hacerse una evaluación del riñón anualmente a fin de prevenir o diagnosticar tempranamente la enfermedad renal crónica.

“Aunque es una enfermedad que no da síntomas, sin embargo, con un simple análisis de orina es posible diagnosticarla en su etapa inicial”, precisó Zambrano.

Agregó que se debe sospechar de enfermedad renal si se orina con más frecuencia en las madrugadas, se forma espuma en la orina, si se pierde peso y si se hinchan tobillos, piernas o los párpados. “Cuando no se diagnostica tempranamente pueden aparecer complicaciones como enfermedades cardiovasculares (infarto o derrame cerebral), que son la primera causa de mortalidad en personas con daño renal”, manifestó.

Finalmente, el especialista en nefrología dijo que cuando el hallazgo de la disminución de la función renal es temprana o está en sus primeras fases aún es posible detener su avance y evitar entrar a tratamiento de diálisis.