Conoce los carbohidratos beneficiosos para ti

Lima.- Una alimentación balanceada es fundamental para gozar de buena salud. Incluir todos los grupos de alimentos es precisamente balancear nuestra dieta; pero existe un grupo de alimentos hacia el que muchos han desarrollado una especie de fobia. Hablamos de los temidos “carbohidratos”. Pero, ¿en realidad son tan malos? Talía Pinto, nutricionista del team Herbalife Nutrition, explica cómo se dividen estos y qué carbohidratos son en realidad buenos para nosotros.

Los carbohidratos son uno de los principales tipos de nutrientes y aportan el 60% de energía a nuestro cuerpo. De ellos se obtiene la glucosa, la cual proporciona energía a todas las células y tejidos. El verdadero problema con los carbohidratos empieza cuando los consumimos en exceso, pues el cuerpo los comienza a almacenar como reserva en el hígado y en los músculos, ocasionando en muchos casos el sobrepeso y la obesidad.

Sin embargo, lo que poca gente sabe es que existen 2 clases de carbohidratos: los carbohidratos simples y los complejos. Los carbohidratos simples reciben ese nombre porque su estructura es más sencilla y rápida de absorber en relación a los carbohidratos complejos. Y si bien proveen energía de forma más rápida, también son los que aumentan el nivel de azúcar en sangre con más facilidad. En este grupo se encuentran alimentos refinados o procesados como los panificados, los lácteos, las golosinas, las bebidas azucaradas, entre otros.

Los carbohidratos complejos, por otro lado, son aquellos que contienen mayor contenido de fibra y cuya digestión y procesamiento toma más tiempo. Estos, a diferencia de los carbohidratos simples, son muy ricos en fibra, vitaminas y minerales esenciales. Además, son de origen vegetal. Los carbohidratos complejos se pueden encontrar en los siguientes grupos de alimentos:

  1. Fruta: la granadilla, las mandarinas y las uvas.
  2. Vegetales: la espinaca, el tomate, entre otros.
  3. Granos y cereales: la avena, la linaza y la chía.
  4. Legumbres: garbanzos, lentejas, frijoles y otros.
  5. Frutos secos: nueces, almendras, castañas, etc.

Si uno desea llevar una alimentación balanceada y tener una vida sana, lo recomendable es consumir ambos grupos de alimentos, pues cada uno tiene sus propios beneficios e indicaciones. La clave se encuentra en no abusar de los carbohidratos simples y optar mayormente por los carbohidratos complejos.