COMEXPERU: Pretender que PETROPERU participe en las operaciones del Lote 192 atenta contra el principio constitucional

Lima.-La Sociedad de Comercio Exterior del Perú-COMEXPERU señala que uno de los pilares del régimen económico de nuestra Constitución es el referido al rol subsidiario de la actividad empresarial del Estado. Según el artículo 60 del referido texto constitucional, el Estado solo puede realizar subsidiariamente actividad empresarial por razón de alto interés público o de manifiesta conveniencia nacional.

En este sentido, el Gremio de Comercio Exterior apuntó que la idea detrás de esta disposición constitucional es que el Estado está obligado a cumplir funciones indispensables en aspectos como la salud, educación y seguridad ciudadana, por lo que debe centrar todos sus esfuerzos y recursos en estas para que así los limitados fondos públicos sean utilizados de manera racional y eficiente. Intervenir en actividades o mercados donde existe la presencia productiva del sector privado, compitiendo con esta, vulnera el mandato constitucional.

Al respecto, Guillermo Ferreyros, Presidente de COMEXPERU, sostuvo que “… el éxito del desarrollo económico y de nuestro progreso como sociedad depende tanto del Estado como de los privados. Para cumplir este importante objetivo, cada integrante debe realizar la función que le corresponde y debe hacerlo de la mejor manera posible. En estos casos, lo que el Estado debe hacer es crear los escenarios propicios para que los privados desarrollen la actividad empresarial…”

COMEXPERU alertó del riesgo que existe por parte de algunas autoridades políticas, de querer aprovechar este período pre electoral para impulsar medidas populistas que generan zozobra en la población irresponsablemente.

“…debemos aprender de las experiencias pasadas, de los innumerables fracasos de emprendimientos empresariales estatales que generaron un gran impacto en la economía nacional (Hierroperú, Aeroperú, Mineroperú, Pescaperú, Enaferperú, Entelperú, Enapu, Enace, Enci, etc.), y esto pasa porque no hay accionistas que tengan su inversión en juego, ni incentivos para ofrecer el mejor producto posible con el manejo más eficiente de recursos. Al final, el principal perjudicado somos todos los peruanos, que financiamos dichas actividades sin recibir un servicio de calidad a cambio…”, señaló Ferreyros.

A %d blogueros les gusta esto: