Colapsan servicios de salud por falta de pago a proveedores

Lima.- Marco Hurtado, máximo representante del sector ante la Cámara de Comercio de Lima, denunció el poco interés de las autoridades de Salud ante esta grave crisis.

Varias empresas privadas proveedoras de insumos médicos y de importantes servicios de salud estarían al borde de la quiebra ante el incumplimiento en los pagos que debió realizar el Estado peruano a éstas a través del Seguro Integral de Salud, así lo denunció Marco Hurtado, presidente del Sector de Medicamentos y vicepresidente del Gremio de Salud de la Cámara de Comercio de Lima.

“El Ministerio de Salud, a través del SIS ha acumulado deudas con varias empresas privadas proveedoras ascendente a más de 800 millones de soles y que hasta la fecha NO han sido pagadas. Esto ha provocado que varias empresas especializadas en la importación de insumos y material médico se vean al borde de la quiebra por falta de capital luego de recibir innumerables promesas de pago por parte del Estado”, precisó el alto dirigente gremial.

No solo peligran las provisiones de material médico sino de servicios vitales para pacientes provenientes de hospitales estatales derivados a entidades privadas como son las hemodiálisis, las cuales y pese a la falta de pago, son atendidas con prontitud y preferencia por parte de las empresas proveedoras, pero que no se podrán atender más por colapso financiero.

La realidad se complica con el colapso de las empresas prestadoras de servicios de salud, en especial aquellas que atienden los casos de insuficiencia renal perjudicando directamente a enfermos de diabetes cuyo número aumenta cada día. “Ya se vienen las emergencias por el tema de las inundaciones en el norte y el sur del país, ¿cómo se van a atender a los damnificados si el equipamiento de los hospitales es deficiente y no se pagan oportunamente a las empresas que realizan la atención?”, se pregunta Marco Hurtado.

La situación del Estado en atenciones de salud es de escándalo, simplemente el desabastecimiento es permanente. Solo en el SIS, la cantidad de asegurados se incrementó de 4 millones de pacientes en el 2010 a 17 millones en el 2016. No existe institución de salud en el mundo que puede enfrentar este incremento con los mismos ingresos y, para colmo, con pagos atrasados.

A %d blogueros les gusta esto: