Clínica peruana es la primera en utilizar superficies de cobre para prevenir infecciones

La clínica San Juan de Dios en Arequipa se convirtió en el primer centro de salud en el Perú en instalar superficies de cobre antimicrobiano como medida adicional en la prevención de infecciones.

Como parte de la red hospitalaria de Perú San Juan de Dios –y de la Orden Hospitalaria Internacional San Juan de Dios, que opera en 51 países- la instalación brinda atención de emergencia las 24 horas y cuenta con 37 especialidades médicas que abarcan unidades pediátricas y de adultos. Los artículos de cobre antimicrobiano –que incluyen manijas de puertas, carros porta vendajes, pasamanos, porta sueros y porta instrumentos móviles- fueron instalados en las unidades de cuidados intensivos como parte de un conjunto de medidas de control de infecciones encaminadas a mejorar la seguridad del paciente.

Pedro Alcázar, Jefe Médico de San Juan de Dios, dijo: “La eficiencia de los artículos de cobre demostrada en estudios recientes en Estados Unidos y alrededor del mundo son totalmente positivos y nos sentimos honrados de ser el primer centro peruano en el que protegemos la salud de nuestros pacientes con cobre antimicrobiano. Es una medida adicional en la prevención de infecciones”.

El cobre es un antimicrobiano de gran alcance con rápida eficacia, de amplio espectro contra bacterias y virus incluido el MRSA y el norovirus. Este beneficio es compartido por una gama de aleaciones de cobre, formando una familia de materiales colectivamente llamada “cobre antimicrobiano”. Las superficies de contacto hechas de cobre antimicrobiano sólido son utilizadas por los centros de salud en todo el mundo para reducir la proliferación de infecciones.

Varios ensayos clínicos han demostrado que las superficies de cobre antimicrobiano albergan 80% menos de contaminación que los equivalentes sin cobre, y un ensayo clínico multi-sectorial en los Estados Unidos también demostró una reducción correspondiente del 58% en el riesgo de contraer una infección de un paciente. Trabajando en conjunto con la limpieza regular de superficies y una buena higiene de manos, el cobre antimicrobiano contribuye a resguardar un medioambiente más saludable en hospitales y otras áreas donde la propagación de infecciones es una gran preocupación.

Las instalaciones en San Juan de Dios serán monitoreadas por microbiólogos internos para determinar la disminución exacta de la contaminación bacteriana versus sus equivalentes sin cobre.