Chefs Peruanos se unieron por la educación

Lima.- EnseñaPerú, ONG que trabaja para mejorar la calidad educativa del Perú, congregó a 11 de los chefs más reconocidos de la escena gastronómica nacional para elaborar su 5ta Cena de Gala Pro Fondos, la cual se realizó en el Museo Pedro de Osma, en Barranco, con la participación de diversos empresarios quienes asistieron a la ceremonia con el objetivo de apoyar a esta causa.

Los chefs encargados de la cena fueron José Alfredo Aramburu y Cristian Larrosa del restaurante Cala; Marilú Madueño y Andrea Massaro de La Huaca Pucllana; Carlos Testino y Alvaro Raffo de Lima 27 y Charlotte, respectivamente; Gonzalo Ferrand de Thunderbird y Flavio Solórzano de El Señorío de Sulco; Renzo Alcántara del Hotel Hilton; Hajime Kasuga y finalmente el encargado del Meridaje fue Giovanni Bisso.

El menú contó con unos piqueos variados, una primera entrada de “Tiradito de conchas al tumbo con quinua negra crocante, maca y kión”; la segunda entrada fue una “Salchicha de langosta con glaseado de cochinillo y pan de mostaza acompañada de puré de coliflor, chimichurri y aguaymantos encurtidos”; el plato de fondo un “Asado de tira a la olla, cocido en salsa de soya y mirín”, como guarnición se preparó “Mármol de palta con puré de macambo”; el postre fue un “Lingote de lúcuma con dulce de leche en melcocha de pecanas y galletas de agua sobre salsas de chocolate oscuro; leche de cardamomo y café”.

Con esta iniciativa se busca involucrar a máximos exponentes de nuestra destacada gastronomía con el trabajo por la excelencia de la educación en nuestro país. “La gastronomía peruana es la primera en el mundo, ahora le toca a la educación”, indicó Aldo Valencia Piñan, Gerente de Desarrollo y Marca de EnseñaPerú.

Actualmente EnseñaPerú se encuentra en 50 colegios, ofreciendo educación de calidad a más de 8 mil niños y jóvenes en Arequipa, Lima, Callao y Cajamarca. Enseña Perú busca que para el 2032, 8 de cada 10 niños y jóvenes peruanos reciban una educación de excelencia. Así mismo este movimiento espera impactar en 450 000 estudiantes de zonas vulnerables en 20 regiones del país con más de 2000 profesionales en aula y 1200 potenciales líderes educativos que transformen el país a partir de una educación del sector privado, público y sin fines de lucro.