Cardenal Cipriani: “Aprendamos a conocer qué es el amor”

Lima.- Durante el programa Diálogo de Fe del sábado 15 de febrero, el Cardenal Juan Luis Cipriani reflexionó sobre el verdadero sentido del enamoramiento a partir de las palabras que el Santo Padre Francisco mencionó a los novios reunidos ayer en la Plaza de San Pedro.

El compromiso para toda la vida
El Arzobispo de Lima, en consonancia con el Papa Francisco, les pidió a los jóvenes no tener miedo de asumir un compromiso en el matrimonio para toda la vida. “El Papa le dice a la gente joven: ‘no tengan miedo de asumir un compromiso para toda la vida’. Y dijo que hay que aprender bien lo que es el amor, porque si el amor es un sentimiento, te estás edificando sobre algo que cambia mucho. Los sentimientos pueden ayudar pero no pueden ser los fundamentos. Todas estas situaciones pasajeras acompañan la vida pero no son el centro del amor”, refirió.

“Aprendamos a conocer qué es el amor. Ahí tenemos siempre el ejemplo de Jesús, quien dio su vida por amor. Y el Santo Padre quiere reforzar el valor del compromiso para siempre. Porque la cultura que se ha metido en el ambiente es una cultura provisional donde todo se descarta, todo cambia y todo es por un rato. El Papa habla de la cultura del descarte. La cultura de lo provisional que es una especie de dominar el futuro”, prosiguió. En ese sentido, recordó que Dios le ha dado la libertad al ser humano para cumplir una misión en la vida, que no es “un cheque en blanco”.

“Tú tienes la libertad para decir quiero ‘casarme para toda la vida’. Una vez dicho eso no hay marcha atrás. Como en todo sitio puede haber un fracaso porque una de las partes no se comporta como debe, pero no puedo decir que el matrimonio es temporal. Es una institución de un hombre y una mujer para toda la vida y que es un proyecto que Dios tiene en la cultura de hoy. Aún cuando la cultura le dice a Dios: ‘cállate, anda a la iglesia, déjanos en paz, no estés en el tiempo pasado’, porque estamos viviendo una época un poco atrevida”, mencionó.

El ejemplo de vida de Alberto Benavides de la Quintana
En otro momento, el Cardenal Cipriani recordó a Alberto Benavides de la Quintana, destacado geólogo peruano, quien falleció hace unos días a los 93 años. “Don Alberto fue un hombre íntegro que ha hecho de su vida un apostolado por el Perú. Dedicaba horas y horas en mula, a caballo, a pie, durmiendo a los 5000 metros de altura como un misionero, con la ilusión y visión de que hay que encontrar esta riqueza como buen geólogo que hay en el país. Su actitud generosa en Huancavelica donde hizo tanto por ese pueblo. En el coloquio personal, un amigo. Hace pocas semanas estuve con él y pensaba que este hombre ha cumplido con la misión que Dios le ha dado, una misión de ayuda al prójimo”, señaló.

“Creo que el fallecimiento de don Alberto significa una lección para todos nosotros, porque no todos los días podemos contemplar una vida hecha misión por el país, por los demás, por sus hijos, por la preocupación de mejorar el nivel educativo del país”, continuó. Como se recuerda Alberto Benavides de la Quintana fue un destacado geólogo de la Universidad Nacional de Ingeniería, quien fundó la Compañía de Minas Buenaventura en 1953 y revolucionó con ella la minería peruana, al apostar por la diversificación de operaciones y la apertura de capitales.

La asignación del Cardenal
Finalmente, el Arzobispo de Lima nuevamente recordó que no recibe un sueldo del gobierno peruano equivalente a una remuneración de un ministro de Estado como equivocadamente en algunos medios de información y redes sociales se ha publicado en esta semana.  “Por enésima vez, el cardenal creo que recibe 1423 soles. (…) No le costamos un sol a ninguno de esos señores. Entrego mucho más en la caridad que hago a todos mis amigos y a la gente pobre. Cada vez que hay un aumento [de ministros] sale gente a engañar. Los que viven de la mentira se quedan ahí; los que vivimos en la verdad seguimos de largo, no hay que dejar el sentido de amor a Dios y a la patria”, culminó.