Arbizu sobre Aurelio Pastor: “Está desesperado porque sabe que está involucrado”

Lima.- El procurador anticorrupción Julio Arbizu, sostuvo que en el caso de los indultos irregulares a sentenciados por narcotráficos “hay indicios razonables de comisión de delitos” que comprometerían al exministro de Justicia del anterior gobierno, Aurelio Pastor.

“Creo que está desesperado porque sabe que está muy involucrado en este caso”, señaló el abogado del Estado.

En tal sentido, Arbizu recalcó que “hay indicios razonables de comisión de delitos que probablemente lo alcancen”.

En un reportaje de un programa dominical, se reveló que el exreo y supuesto intermediario en el otorgamiento de pagos por indultos, Marco Gálvez Tello, estando ya libre, visitó a Pastor en su despacho parlamentario los días 30 de noviembre, y 8 y 10 de diciembre de 2010.

Gálvez Tello es el ‘Colaborador Eficaz 01-2013’ y sus testimonios han sido considerados por el Ministerio Público para iniciar investigación al exministro aprista. Este último fue quien reveló su nombre en la televisión, lo que ha ameritado una denuncia en su contra por parte de la Procuraduría.

El testimonio de Gálvez señala que en el verano de 2010 se acercó a Pastor durante una visita de este al penal de Lurigancho, para solicitarle “ayuda” para él y otros reos. El funcionario le pidió contactarse con su asesor José Marrufo.

El reo le dijo a Marrufo que el preso checo Eugen Csorgo estaba dispuesto a pagar quince mil dólares para que se le conmuten nueve de los quince años de condena que sobre él pesaban. Además de Gálvez, ofició de intermediario el interno Henry Cutipa, según el informe periodístico difundido este domingo.

Fruto de esta “gestión” fue el pedido de que la vendedora del quiosco del penal, Aracelly Ugaz, abriese una cuenta en el Banco de Crédito para que gente allegada al checo depositara 18 mil dólares.

Hecho esto, el dinero fue llevado al penal. La titular de la cuenta bancaria ha corroborado esto en su testimonio, se indicó.

Luego de ello, el 4 de marzo de 2010, el gobierno de Alan García conmutó la pena a 47 reclusos, entre ellos al conocido checo, quien –según el informe televisivo- salió en libertad tres meses y medio después.

Poco después, habiendo ya salido en libertad, Gálvez visitó a Pastor en su despacho, como consta en el registro de visitas del Parlamento nacional que la Fiscalía ha revisado, y Marrugo fue quien autorizó su ingreso, de acuerdo al reportaje del programa dominical #Esnoticia.

Al respecto, Arbizu recalcó la gravedad que reviste que Pastor haya revelado la identidad de Gálvez como ‘colaborador eficaz’ y reafirmó la validez de la denuncia que interpuesta por su despacho en contra suya por tal razón.(ANDINA)