Andrés Palau le habló de Jesús a los paceños

Buenos Aires.- Un viernes diferente en José C. Paz, desde temprano los preparativos para el Festival con Andrés Palau llamaron la atención de los transeúntes curiosos que paraban para ver el imponente escenario, tomar fotografías y hasta algunos más curiosos se acercaron a preguntar de qué se trata la actividad.

Alrededor de las 6 de la tarde, las torres de sonido tomaron protagonismo, las luces del escenario se encendieron y la música comenzó a colmar la expectativa del público que tímidamente se acercó a las intersecciones de Av Potosí y Ruta 197. Los presentadores, destacados representantes del mundo artístico internacional, Myrka Dellanos y Martín Russo, dieron las buenas tardes para comenzar con la primer jornada de un Festival que, sin lugar a dudas, marca un hito en la historia de la ciudad.

Lucas Marengo, Amanecer, Naly Serra, Tupa Noy, Gabriel Bazán, las imitaciones de Martín Russo, Germán Barceló, Rescate y Barni fueron los encargados de amenizar una jornada que fue aumentando la intensidad para el disfrute de los presentes. Promediando el programa, Andrés Palau, subió al escenario para dar un mensaje de paz, esperanza y amor.

“Quizás, cuando miras tu vida, sientes que no estás tan cerca de Dios y piensas que Él se alejó de ti, y esto hace que tu corazón se entristezca. Quizás nadie se dio cuenta que estás pasando por eso. O tal vez, es muy obvio para todos. No importa cual sea tu situación, vine a decirte que tu Padre del cielo te ama, y te llama a que vuelvas a casa. Oro esta noche para que vuelvas a Él. Es posible también, que jamás hayas escuchado hablar de Él, o dijiste que no era para vos la fe. O que no fue la costumbre de tu familia. Sin embargo, tu Padre celestial también te llama y te dice: Yo te cree, ¡te veo! y ¡te amo! Ven, camina conmigo…”, comenzó a explicar Palau.

En medio de un mundo convulsionado el mensaje dado por Palau fue relativo a la paz de Dios y su amor, en una meditación titulada “descanso para tu alma”, desafiando a la audiencia que es posible tener descanso en la rutina diaria, en los problemas y dificultades, y que ese reposo de quietud y sosiego vienen de la mano de una experiencia personal con Jesucristo.

Más tarde, Andrés invitó a la audiencia a tomar una decisión por Jesús, invitándolo a ser Señor y Salvador de sus vidas. Algunas lágrimas corrieron en rostros que fueron cambiando de semblante. Las manos comenzaron a levantarse para poder identificar a aquellos que habían decidido cambiar el rumbo de sus vidas. Los amigos del Festival, vestidos con chalecos naranja, se acercaron a estas personas para asistirlas y entregarles un libro llamado “Sí, a la vida” que consiste en una pequeña guía para conocer más acerca de Dios, su plan para la humanidad y cómo hacer crecer esa fe incipiente.

Hoy, sábado, la cita se repite en el mismo lugar y a la misma hora: Av. Potosí y ruta 197 desde las 18 horas. Previamente, desde las 15 horas habrá una actividad con música, obras de teatro, juegos y también un mensaje de fe y esperanza para los niños de la localidad del norte del Gran Buenos Aires. La actividad no se suspende por lluvias.