Acoso virtual: cómo proteger la privacidad de los jóvenes en las redes

Lima.- Según los datos recaudados por el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), se registraron un total de 397 alertas de acoso por redes sociales. La mayor cantidad de casos, se dan a través de Facebook, con el 85 % seguido por WhatsApp con el 42 %. En último lugar se ubican los mensajes de texto con el 33 %. Ante esta problemática, ESET Latinoamérica, compañía líder en detección proactiva de amenazas, le recomienda a los padres y madres cómo proteger a los niños ante los acosadores online que los engañan.

Hoy en día muchas de las cosas que hacen los menores y parte de su vida transcurren por Internet. Las redes sociales pasaron a ser una de las principales formas para sociabilizar con otras personas, por lo que es importante mantener una buena comunicación con ellos para que sepan a qué peligros están expuestos. Los padres o los adultos que los rodean y que forman el núcleo familiar, deben acompañar a los jóvenes en el mundo digital como lo harían en el mundo físico.

Por ello, desde ESET Latinoamérica, brindamos algunos consejos enfocados en el uso controlado y seguro de Internet:
Concientizar a los menores sobre los peligros de la red. El primer paso para evitar los peligros de Internet es conocer los riesgos a los cuales pueden enfrentarse los menores. Por ello, educar en este tema y saber la manera en la que pueden afectarlos, pero sobre todo cómo evitarlos, resulta fundamental para su protección.

Revisar el acceso de los niños a Internet y sus publicaciones. Es importante conocer lo que publican y orientarlos para que eviten brindar información personal y privada, como puede ser su dirección, teléfono o el nombre del colegio al que asisten. De la misma manera, evitar la comunicación con personas desconocidas es otra medida de seguridad.

Mantener un diálogo abierto entre padres e hijos. Una conversación libre y fluida entre padres e hijos contribuye a que los niños sientan la familiaridad necesaria para recurrir a un adulto en caso de ser necesario. Establecer una relación de confianza es quizá el punto más importante para tratar los problemas.

Utilizar soluciones de seguridad en las computadoras. Las herramientas tecnológicas juegan un papel importe en la protección de los equipos, la información y, por ende, de los usuarios. Con el uso de una solución de seguridad se protege la computadora de programas informáticos maliciosos y ciberdelitos, además de que este tipo de herramientas también cuentan con opciones de control parental, que permiten filtrar sitios y contenidos potencialmente peligrosos para los menores de edad.

En resumen, es importante mantener los canales de comunicación entre padres e hijos abiertos. En esta era de la información digital, en la que los niños conviven con dispositivos móviles desde una etapa muy temprana de su vida, los adultos tienden a pensar que estos nuevos cibernautas tienen todo bajo control. En tanto, olvidan una premisa fundamental: no serán sus conocimientos tecnológicos sino los valores derivados de la experiencia de sus padres los que marcarán la diferencia en su protección.

Para más información sobre cómo proteger a los niños mientras navegan en Internet, ingrese aquí: https://www.digipadres.com

A %d blogueros les gusta esto: