A horas de la votación: “Todos al Congreso”

Argentina.-Desde ACIERA, en forma conjunta con FECEP, FIPA, JUCUM, AOxV, Frente Joven, Más Vida, Marcha Por la Vida y Unidad ProVida, CONVOCAMOS a toda la sociedad que defiende las dos vidas, a ser protagonistas en nuestro rol ciudadano de pedirle a nuestros legisladores nacionales que “SALVEN LAS DOS VIDAS”. A continuación, compartimos las actividades y recomendaciones a tener en cuenta:

* Acampe nacional 24 HS: desde las 8 am del miércoles 13 de junio, hasta las 8 am del jueves 14. Habrá carpas temáticas en donde distintas organizaciones provida y profesionales de la salud compartirán a través de distintas expresiones la defensa por las dos vidas.

Importante: El acampe es la presencia en el sector que el gobierno de la ciudad asignó a la multitud Provida. Pero NO es dormir en el lugar en carpas individuales. Sugerimos estar bien abrigados, llevar equipos de mate, bebidas calientes, etc. Asimismo, alentamos a tener una actitud de oración constante, pidiendo a Dios que ilumine a los diputados nacionales durante la votación.

* Concentración nacional: miércoles 13 de junio a las 18 hs. El escenario estará ubicado en la intersección de la Avenida Entre Ríos y calle Moreno, mirando hacia el Congreso de la Nación. El ingreso de la multitud a favor de las dos vidas será por calle Hipólito Yrigoyen, viniendo desde la Avenida 9 de Julio, o por las calles laterales de acceso a Hipólito Yrigoyen. Ese será el sector asignado para los grupos Provida.

Micros: Los micros deberán estacionarse sobre Avenida Independencia, desde calle Lima hacia la Av. Entre Ríos.

Operativo de seguridad a cargo del gobierno de la ciudad y la defensoría del pueblo: Habrá 20 carpas de asistencia médica, rescatistas, ambulancias, asistencia del SAME, provisión de agua potable a través de camiones tanques de AYSA, presencia de Fuerzas de Seguridad.

Aciera anima a participar de estas convocatorias y manifestarnos de forma pacífica, como siempre caracterizó a los que estamos en favor de las dos vidas. Mantengamos el orden y la limpieza. Y como iglesias evangélicas, hagamos el máximo de los esfuerzos para estar presentes y clamar a Dios en el lugar de los hechos.

A %d blogueros les gusta esto: