8 de cada 10 jóvenes confían en sus propias capacidades, sin embargo solo un tercio considera que la sociedad confía en sus talentos.

Lima.-  En el marco del Día Internacional de la Juventud, fecha en la que se incentiva la participación ciudadana de los jóvenes a favor de la humanidad, se abren distintas visiones sobre el rol que cumplen en la sociedad.

Bajo el impulso de esta preocupación, en 2016 el Banco Mundial desarrolló un informe de investigación sobre los denominados “ni-nis”, es decir, aquellos jóvenes que ni estudian ni trabajan. Los resultados del informe arrojaron que uno de cada cinco jóvenes de América Latina, los cuales representan más de 20 millones de personas entre 15 y 24 años, vive dicha realidad como consecuencia del incremento de la desigualdad social de los últimos años.

Frente a este panorama, Arcos Dorados, la mayor franquicia de McDonald’s en el mundo y quien opera los restaurantes de la marca en 20 países de América Latina y el Caribe, realizó una investigación junto a la consultora Trendsity para conocer cuál es la percepción de los jóvenes que la sociedad tiene acerca de su generación y el 91% en América Latina destaca que es necesario que la sociedad confíe en sus capacidades y talentos, sin embargo solo un tercio de los encuestados considera que sucede. Con respecto a Perú el 94% concuerda con dicha afirmación.

La incorporación de los jóvenes en el mercado laboral debe considerarse como un asunto fundamental tanto para organizaciones formales como para la sociedad en general. Las compañías deben comprender que ofrecer oportunidades de calidad no sólo fortalece el desarrollo de las personas para su futuro, sino que simboliza la creencia en su capacidad y fomenta la confianza en las nuevas generaciones por parte de la comunidad.

En esta línea, Arcos Dorados es un agente catalizador de movilidad social al acercar oportunidades de carrera y empleabilidad a los jóvenes. En la actualidad, emplea a más de 82.000 personas de manera directa en América Latina y el Caribe, siendo más de 73.000 las personas de entre 16 y 25 años. En Perú, en el último año más de 1500 jóvenes han pasado por McDonald’s y han tenido su primer empleo formal.

Estos jóvenes aprenden, trabajan, estudian y luego continúan su camino profesional ya sea dentro de la compañía como en otras oportunidades laborales. En Arcos Dorados creemos en los jóvenes porque confiamos en su espíritu emprendedor, en su capacidad para trabajar y en su energía para generar buenos momentos cuando reciben a los miles de clientes que visitan los restaurantes de McDonald’s todos los días.

Siempre buscamos ampliar las oportunidades de los jóvenes y reducir las tasas de desempleo juvenil, contribuyendo al futuro del país. Les damos una primera oportunidad laboral que les permite aprender normas y metodologías de trabajo en equipo en una operación de alta exigencia, así como adquirir una experiencia relevante para enfrentar su desarrollo profesional posterior con mejores herramientas.

Por otra parte, les brindamos entrenamiento e invertimos gran cantidad de tiempo en capacitación ya que consideramos que es una parte clave del desarrollo de los jóvenes. A la vez, les damos la oportunidad de tener un horario flexible de manera de que puedan continuar sus estudios académicos para aumentar las posibilidades de crecimiento profesional.

Los jóvenes son el futuro del país y como parte de la comunidad, nuestro rol corporativo sume la responsabilidad clave de intentar cambiar realidades y colaborar activamente eliminando barreras a la hora de encontrar un primer trabajo.

 

A %d blogueros les gusta esto: